José Luis Rodríguez Zapatero llama a que China y la Unión Europea se alíen contra EE.UU. y lo “pongan en una situación complicada”. El expresidente del Gobierno de España pronunció sus polémicas palabras el pasado 15 mayo por videoconferencia en un encuentro del Grupo de Puebla, que agrupa a los líderes iberoamericanos de izquierda.

Se trataba del V Encuentro de este grupo creado en 2019, y que en esta ocasión debatía sobre cómo enfrentar la pandemia de la COVID-19 y los desafíos de los procesos de paz en el continente. En la reunión coordinada desde San Pablo, además de Rodríguez Zapatero, intervinieron el presidente argentino, Alberto Fernández, y los exmandatarios Ernesto Samper de Colombia; Luiz Inácio Lula da Silva y Dilma Rousseff de Brasil; Evo Morales de Bolivia; Rafael Correa de Ecuador, Fernando Lugo de Paraguay y José Mujica de Uruguay.

Participaron igualmente el Nobel de Economía Joseph Stiglitz, el excandidato presidencial chileno Marco Enríquez-Ominami y la mexicana Alicia Bárcena Ibarra, secretaria ejecutiva de la Comisión Económica de las Naciones Unidas para América Latina y el Caribe (Cepal), entre otros líderes, políticos y académicos regionales.

En la reunión convocada por el Grupo de Puebla, agrupación internacional que reúne a políticos progresistas de catorce países, también se abordó con énfasis la problemática de paz en Colombia con la reciente ola de asesinatos de líderes sociales que no dio tregua aún con la pandemia.

“Quiero recordar que es muy importante que la izquierda latinoamericana haga un diálogo con China para recuperar un orden multilateral. Instituciones como Naciones Unidas, como la OMS, como el FMI, con más poder, con más potencia, con más gobernanza real, tenemos que hacer que China y ojalá la Unión Europea, muchos trabajamos en esa dirección, pongan a Estados Unidos en una situación imposible, imposible. Seguramente lo más interesante en términos políticos es cuál es el efecto, cuál va a ser el efecto de esta situación en Estados Unidos, el efecto político y social. En algún momento el America first y el Brexit tendrán que darse le vuelta”, aseguro Rodríguez Zapatero en su intervención de la que ahora resurge un vídeo difundido por la página de noticias VOX en Florida y ampliado por su eurodiputado y periodista Hermann Tertsch. En él se escucha a Zapatero haciendo una clara apuesta por un desequilibrio de Estados Unidos y de su actual presidente.

En todo ello, la figura del expresidente Zapatero aparece, en un papel que nadie aclara del todo, pero es bien activo en esos frentes. Y prueba de ello es su presencia en el Grupo de la Puebla, antes de que se desataran los dos fenómenos del momento: la epidemia de coronavirus y las tensiones contra Donald Trump en Estados Unidos.

“Se ha negado por parte de Estados Unidos y nadie ha tomado, de las organizaciones internacionales, con interés el que pudiera haber un paréntesis humanitario con el tema de Venezuela y sus bloqueos o Cuba. En fin, nos dice en qué momento estamos y el riesgo que tenemos”, dice en otro momento Zapatero, quien también habla sobre la pandemia en España.

“Se ha hecho un estudio muy importante, un gran estudio serológico, el 5% de la población ha estado en contacto con el virus, sólo, el 5%”, dice. “Quiere ello decir, que no hay posibilidad de una inmunidad de rebaño, porque los centenares de miles de muertos, o millones de muertos, en los países serían inmensos. Por lo tanto, tenemos que controlar el virus todo lo que podamos y saber que vamos a tener que convivir con este problema durante un tiempo a la vez que abrimos la economía”, reafirmó el ex mandatario español.

EL pasado viernes Rodríguez Zapatero pidió un “paréntesis humanitario” para los bloqueos económicos impuestos por Estados Unidos a Venezuela y Cuba y que así esos dos países puedan enfrentar con más recursos la pandemia del coronavirus.

“Se ha negado por parte de Estados Unidos, y nadie se ha interesado por parte de las organizaciones internacionales, de que pudiera haber un paréntesis humanitario con el tema de Venezuela y Cuba y sus bloqueos”, abogó Zapatero durante la Quinta Reunión del Grupo de Puebla, celebrada de manera virtual.

“El Grupo de Puebla se hace más que necesario en estos momentos”, agregó el ex mandatario, para quien la unión de las fuerzas progresistas y de izquierda en Latinoamérica, en la situación actual, “deben promover un gran estatuto de integración” para defenderse de los mercados.

En ese sentido, lamentó que Latinoamérica no tenga “un fondo común, soberano, para enfrentar la pandemia”.

“Esta crisis nos pilla en una debilidad multilateral espectacular y por eso es muy importante que la izquierda y toda Latinoamérica haga un diálogo con China para recuperar un orden multilateral con instituciones multilaterales con más poder”, aseveró.

Y ahí se notan los (evidentes) lazos de Podemos con Venezuela; la sintonía entre José Luis Rodríguez Zapatero y Nicolás Maduro además de los episodios, tan bochornosos como faltos de aclaración, como el de Barajas entre el ministro Ábalos y la enviada chavista Delcy Rodríguez.

¿Qué hace un expresidente español defendiendo en público la necesidad de poner a Estados Unidos en una “situación imposible” y animando a China y a la Unión Europea a provocarlo? Ciertamente, es una idea controvertida, con varias explicaciones que él mismo intenta dar, pero ninguna de ellas demasiado edificante. Y claro, ha abierto una caja de Pandora repleta de mensajes inquietantes, en los que se mezclan la crítica con el simple rumor.

Las declaraciones de Rodríguez Zapatero podrían estar dejando ver que las revueltas sucedidas en estos días en EE.UU. estarían sincronizadas con agentes infiltrados de Venezuela y Cuba, así como paso en Chile en noviembre del año pasado.
Las manifestaciones con desmanes se vieron perfectamente sincronizadas y en sentido contrario a las peticiones de los mismos familiares de la víctima que generó las protestas.

———————————————————–
Political Hispanic no se responsabiliza del contenido de los artículos de opinión, siendo cada autor responsable de sus propias creaciones.

Déjanos tu opinión