La compañía de espacios de trabajo compartidos WeWork ha aplazado su salida a bolsa, que se esperaba la próxima semana, hasta finales de este año, según avanzó este martes The Wall Street Journal (WSJ) y confirmó posteriormente la propia compañía.

De acuerdo al diario, que citó fuentes cercanas, los inversores cuestionaban el valor de la compañía y plantean inquietud por su gobierno corporativo, por lo que su oferta pública inicial se ha retrasado «al menos hasta el próximo mes».

WeWork indicó al WSJ en un breve comunicado que está preparando su salida a bolsa y «espera que se complete hacia finales de año», a la vez que agradeció a sus empleados, miembros y socios su «compromiso continuado».

A mitad de agosto, la firma de «coworking» anunció su intención de salir a bolsa en las siguientes semanas, con un valor estimado por ella en torno a los 1.000 millones de dólares.

WeWork había previsto iniciar sus reuniones con inversores para promocionar la venta de títulos este lunes, pero la decisión de aplazar la salida refleja la incertidumbre que rodea a la compañía y a su cofundador y consejero delegado, Adam Neumann.

El viernes pasado, la compañía anunció cambios en su estructura de negocio que afectaban a Neumann, con un recorte del poder de sus acciones especiales de 20 a 10 votos por título, más el nombramiento de un director independiente antes del final del año.

La empresa de reciente creación se había tasado inicialmente en 47.000 millones de dólares, lo que la convertía en una de las mejor valoradas de cara a una salida a bolsa, pero en los últimos días los medios especializados señalaban que la tasación podría caer hasta los 20.000 millones o incluso por debajo.

Según los documentos entregados a los reguladores bursátiles, la compañía tuvo pérdidas netas de 1.900 millones de dólares en 2018, algo que, según WeWork, se debe a que por el momento están centrados en crecer, pero no deja de preocupar a los inversores.

En la primera mitad del año fiscal 2019, la empresa ingresó 1.540 millones de dólares y registró pérdidas netas por valor de 900 millones.

Otro factor que complica la operación es el decepcionante debut en bolsa de SmileDirectClub Inc., una «start-up» o empresa emergente de cuidado dental, que cayó un 28 % en su primer día de negociación la semana pasada, recoge EFE-DowJones.

La firma, que cotizará bajo el nombre «The We Company» o «We», cuenta con más de medio millón de abonados en 528 espacios que alquila en 124 ciudades de 37 países del mundo, entre ellas Madrid, Barcelona, Buenos Aires, Río de Janeiro, Sao Paulo, Santiago de Chile, Bogotá, Medellín, Lima, Ciudad de México y San José.

Déjanos tu opinión

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here