La senadora demócrata Elizabeth Warren, una de las aspirantes de la nominación de su partido para las elecciones presidenciales, envió este viernes una carta al Departamento de Seguridad Nacional (DHS, en inglés), en la que reprocha que todavía se lleven a cabo prácticas de aislamiento sobre algunos inmigrantes detenidos.

En la misiva, Warren cita informes que indican que la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE, en inglés) continua a día de hoy empleando en los centros de detención que gestiona el recurso del «confinamiento solitario a arrestados que padecen discapacidades psíquicas y físicas, o que son especialmente vulnerables».

Además, en el escrito resalta que un 60% de los casos de aislamiento reportados entre enero de 2016 y mayo de 2018 duraron más de 15 días, algo que, alerta, choca con la demanda de los expertos de la ONU para que se prohíba que este tipo de prácticas se prolonguen más de una quincena, dado que de otro modo puede suponer un riesgo para la salud mental y física del detenido.

Además, la senadora por Massachusetts ha expresado su preocupación por el hecho de que «los líderes del DHS no sigan ya las recomendaciones» de la Oficina para los Derechos y Libertades Civiles (CRCL, en inglés), que está dentro de ese mismo departamento.

En junio, Warren ya pidió a ICE información respecto a esta práctica que señalaba como «un herramienta para controlar y castigar a los detenidos vulnerables» y para dar cobijo a aquellos inmigrantes con los que «simplemente no sabe qué hacer».

En ese mismo texto, remarcaba también que el «confinamiento solitario puede calificarse de tortura» y que solo debía ser empleado «en casos excepcionales y como último recurso».

Déjanos tu opinión

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here