Un latino comandará la seguridad nacional de Estados Unidos

0
343
Mayorkas estará al frente del Departamento de Seguridad Nacional.

El equipo de trabajo del presidente electo Joe Biden tiene varias caras conocidas, entre ellas la de un hispano. Alejandro Mayorkas, ex fiscal federal principal en Los Ángeles y ex subsecretario del Departamento de Seguridad Nacional, fue nominado el lunes por Biden para comandar esta vez dicho departamento.

Mayorkas, quien ha sido confirmado por el Senado de los Estados Unidos tres veces a lo largo de su carrera, es el primer latino e inmigrante nominado para ocupar ese puesto tan importante.

Mayorkas nació en La Habana, Cuba, y fue el cubanoamericano de más alto rango en servir en la Administración del ex presidente Obama. Llego a Los Ángeles cuando era un bebé junto a su familia. A través de los años Mayorkas fue asociándose a la que hoy es una carrera de varios años dentro del gobierno. Recibió su licenciatura con distinción de la Universidad de Berkeley y se graduó de abogado en Loyola Law School.

“Cuando era muy joven, Estados Unidos nos brindó a mi familia ya mí un lugar de refugio”, escribió Mayorkas en Twitter en respuesta a su nombramiento. “Ahora, fui nominado por el secretario del DHS (Departament of Homeland Security por sus siglas en inglés) para supervisar la protección de todos los estadounidenses y de aquellos que huyen de la persecución en busca de una vida mejor para ellos y sus seres queridos”.

En una carrera de 30 años como oficial del orden público y abogado reconocido a nivel nacional, Mayorkas se desempeñó como subsecretario del DHS en la Administración Obama-Biden de 2013 a 2016, y como director de Servicios de Ciudadanía e Inmigración de EE.UU. de 2009 a 2013.

Mayorkas, de 61 años, se graduó de Beverly Hills High School y como fiscal de la Oficina del Fiscal de los Estados Unidos, y entre sus casos más conocidos se encuentra el de la llamada “Señora de Hollywood” Heidi Fleiss a quien ayudo a condenar por cargos de conspiración federal, fraude fiscal y lavado de dinero. Como jefe de la oficina, Mayorkas también supervisó el enjuiciamiento de miembros de la mafia mexicana en procedimientos de pena de muerte, el enjuiciamiento de Buford O. Furrow Jr. por el asesinato de un trabajador postal federal y el tiroteo de niños motivados por el odio en Los Ángeles Jewish Community Center además del procesamiento de Litton Industries por el pago de sobornos en el extranjero y el derribo de la violenta pandilla de 18th Street utilizando leyes de extorsión.

Durante su mandato en el DHS, dirigió la implementación del programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia, o DACA, que brinda protección contra la deportación a los inmigrantes que fueron traídos ilegalmente al país cuando eran niños por sus padres.

Mayorkas también negoció acuerdos de ciberseguridad y seguridad nacional con gobiernos extranjeros, lideró la respuesta del departamento al ébola y el virus zika, ayudó a construir y administrar la Campaña Azul para combatir la trata de personas y desarrolló un programa de ayuda de emergencia para jóvenes huérfanos tras el terremoto de enero de 2010 en Haití. El talentoso abogado también creó la Dirección de Detección de Fraudes y Seguridad Nacional con el objetivo de garantizar la integridad y legalidad del sistema migratorio.

El cubano-americano comenzó su servicio gubernamental en el Departamento de Justicia, donde se desempeñó como fiscal adjunto de los Estados Unidos en el Distrito Central de California, especializándose en el enjuiciamiento de delitos de cuello blanco. Después de casi nueve años como fiscal federal, se convirtió en el fiscal federal más joven de la nación, supervisando casos que incluyen la investigación y el enjuiciamiento de fraude financiero, violaciones de la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero, corrupción pública, delitos violentos, delitos cibernéticos, delitos ambientales, lavado de dinero internacional y fraude de valores.

Mayorkas también ha desarrollado una carrera legal en el sector privado, en O’Melveny & Myers y más recientemente como socio en la firma WilmerHale, donde se ha especializado en asesoría estratégica y manejo de crisis. Sirve a varias organizaciones sin fines de lucro enfocadas en brindar servicios legales a los pobres, reasentamiento de refugiados y educación para jóvenes desfavorecidos.

Déjanos tu opinión