El presidente de EE.UU., Donald Trump, se comunicó telefónicamente con el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, para analizar «asuntos importantes» de la relación común y hablar sobre la cumbre del G7, que se celebrará la próxima semana.

Así lo dio a conocer este sábado un portavoz de la Casa Blanca, Hogan Gidley, quien detalló que entre los temas abordados en la víspera por ambos líderes estuvo el «histórico» acuerdo alcanzado entre EE.UU., Canadá y México.

Estados Unidos, México y Canadá firmaron el pasado diciembre el texto del T-MEC, negociado durante meses y que reemplazaría al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), en vigor desde 1994.

México es el único de los tres países que ha ratificado por ahora el tratado.

Trump y Trudeau hablaron igualmente sobre la cumbre del G7 que se celebrará en la ciudad vascofrancesa de Biarritz del 24 al 26 de agosto, así como de las tendencias económicas mundiales y de la fortaleza de las economías de sus países, según la declaración del portavoz.

Otro de los temas -explicó el portavoz- fue la «detención injusta» por parte de China de dos ciudadanos canadienses.

En diciembre pasado, las autoridades chinas arrestaron a dos canadienses, el diplomático en excedencia Michael Kovrig y el empresario Michael Spavor, en aparente represalia por la detención en Canadá, a petición de EE.UU., de la directora financiera de Huawei, Meng Wanzhou.

Además de vetar la venta de componentes estadounidenses a la tecnológica china Huawei, Washington mantiene una orden de extradición contra su directora financiera.
Meng, quien se encuentra en libertad bajo fianza, fue arrestada el 1 de diciembre de 2018 a petición de Estados Unidos cuando hacía escala en Vancouver (Canadá) de camino a México.

Las autoridades estadounidenses consideran que Huawei y Meng cometieron fraude para violar las sanciones comerciales impuestas por Washington a Irán.

Meng fue puesta en libertad el 11 de diciembre pasado con una fianza de 10 millones de dólares canadienses (unos 7,5 millones de dólares estadounidenses) y está obligada a permanecer en una de las dos mansiones que posee en Vancouver.

Déjanos tu opinión

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here