El expresidente Trump dijo en el fin de semana que probablemente visitará la frontera sur “en las próximas dos semanas” para conocer de primera mano el empeoramiento de la crisis fronteriza creada por la oleada de migrantes que entran en Estados Unidos.

Trump dijo durante una entrevista en el programa de Fox News Justice with Judge Jeanine que “mucha gente” quiere que visite la frontera.

“La Patrulla Fronteriza y toda la gente del ICE, quieren que vaya”, dijo Trump, refiriéndose al Servicio de Inmigración y Aduanas. “Realmente siento que en cierto modo se lo debo a ellos, son gente estupenda”.

Preguntado sobre cuándo planea la visita, Trump dijo que probablemente “en las próximas dos semanas”.

“La Patrulla Fronteriza quiere que vaya – probablemente durante el próximo par de semanas. No creo que haya prisa para que yo vaya, se supone que él va y toma las decisiones”, dijo Trump haciendo referencia al actual presidente Joe Biden, que está lidiando actualmente con la situación extrema que se vive en la frontera.

El ex presidente añadió que “no quería establecer un calendario” aunque mantuvo que probablemente viajaría a la frontera “en las próximas semanas.”

Los comentarios de Trump se producen en medio de un empeoramiento de la crisis en la frontera, ya que los funcionarios luchan por mantener la afluencia de migrantes -especialmente los menores no acompañados- en la frontera.

Hasta el jueves, había más de 18.000 menores no acompañados bajo custodia de Protección Fronteriza y Salud y Servicios Humanos. El aumento ha provocado retrasos en los centros de procesamiento que, por ley, deben trasladar a los niños a los albergues del HHS en menos de 72 horas.

Biden dijo a los periodistas la semana pasada que visitaría la frontera “en algún momento”.

Un grupo de 19 legisladores republicanos visitó el viernes un centro de procesamiento y retención de migrantes en Donna, Texas. El senador Mike Braun (R., Ind.), que formaba parte de ese grupo, dijo que un funcionario de Biden había pedido a los senadores que borraran las fotos que habían tomado de la instalación, que está operando al 700 por ciento de su capacidad.

Las fotos muestran a niños durmiendo en el suelo sobre colchonetas y a inmigrantes apiñados en cápsulas cerradas.

Tras la visita, Braun escribió una carta al presidente en la que le instaba a visitar él mismo la frontera.

“La crisis que rodea a esta oleada hace que sea un imperativo moral que usted vea de primera mano lo que está ocurriendo, y no la versión aséptica de la visita a la frontera que han hecho algunos de mis colegas del Congreso”, escribió Braun. “Habiendo ido personalmente esta semana, puedo atestiguar que se trata de una situación inhumana, insostenible y peligrosa.

Déjanos tu opinión