El presidente, Donald Trump, se ha decantado por el subsecretario del Tesoro, David Malpass, muy crítico con las instituciones multilaterales, como su candidato para presidir el Banco Mundial, apuntaron hoy los medios locales.

Malpass es actualmente subsecretario de Asuntos Internacionales del Tesoro y ha estado implicado en las negociaciones comerciales en marcha con China. Se prevé que Trump haga oficial la nominación de su candidato para dirigir la principal institución de desarrollo mundial este miércoles, indicaron los medios, que citan fuentes de la Administración.

Malpass ha criticado abiertamente al BM, especialmente por lo que considera excesivos créditos a China, al justificar que el gigante asiático ha dejado ya de ser un país en desarrollo. No obstante, y pese a sus recelos, en abril 2018, el aspirante a presidir el organismo multilateral fue uno de los responsables de que el Tesoro aprobase una ampliación de capital de 13.000 millones de dólares del BM.

El cargo de presidente del organismo está cubierto de manera interina por la búlgara Kristalina Georgieva, consejera delegada de la institución, tras la salida sorpresiva del estadounidense Jim Yong Kim tres años antes de que culminase su segundo mandato.
Entre los criterios fijados para la selección de los candidatos, el BM exigió “un historial de liderazgo demostrado, experiencia en la gestión de grandes organizaciones con exposición internacional y familiaridad con el sector público, capacidad de articular una visión clara de la misión de desarrollo del Banco Mundial, y un firme compromiso con la cooperación multilateral”.

Malpass trabajó en el Tesoro bajo las presidencias de los republicanos Ronald Reagan y George H. W. Bush, y posteriormente estuvo en Wall Street como economista jefe de Bear Stearns. Por el momento, no han emergido candidatos alternativos fuera de EEUU, pero se han rumoreado los nombres de la ex ministra nigeriana Ngozi Okonjo-Iweala, y la ministra indonesia Sri Mulyani.

El Directorio Ejecutivo del organismo estableció la recepción de candidaturas entre el 7 de febrero y el 14 de marzo para suceder a Kim, y remarcó que el proceso de selección estará “basado en el mérito y será transparente”. Aunque Washington cuenta con la mayor cuota de voto en el BM, su candidatura podría ser rechazada si es bloqueada por el resto de países, algo improbable dado el histórico pacto entre EEUU y Europa para repartirse la jefatura de ambos organismos.

Instaurado en 1944, junto con su institución hermana, el Fondo Monetario Internacional (FMI), en el marco de los acuerdos de Bretton Woods, la tradición establece que es Estados Unidos quien nombre al presidente del BM mientras que Europa escoge al del Fondo.

Déjanos tu opinión

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here