El presidente Donald Trump dijo este martes que le gustaría “abrir el país” para el próximo 12 de abril, en el sentido de pedir a la población que vuelva a sus lugares de trabajo pese a la crisis del coronavirus.

“Me encantaría tener el país abierto y en funcionamiento para (el domingo de) Pascua, (el 12 de abril)”, dijo Trump en una entrevista con la cadena Fox News.
“Esto ha sido muy doloroso para nuestro país y nos ha desestabilizado mucho, tenemos que volver a trabajar”, agregó.

Quedan solo 19 días para el domingo de Pascua y muchos estados acaban de imponer sus cuarentenas para contener los contagios de coronavirus, pero Trump insistió en que hay que reactivar la economía.

“En mi opinión, va a morir mucha más gente si permitimos que esto continúe”, aseguró el presidente, al afirmar que el aumento del desempleo y la ruina financiera de algunos negocios provocará “miles de suicidios” si el país sigue paralizado mucho más tiempo.

Trump ya advirtió este lunes que “el remedio no puede ser peor que el problema” y subrayó que no se puede permitir que siga deteriorándose la economía, que hasta ahora había sido su principal baza para lograr la reelección en los comicios de noviembre.

“Cuanto más rápido volvamos (a la normalidad), mejor será”, recalcó Trump, quien opinó que la economía puede “recuperarse con fuerza” si las medidas se revierten pronto.

De momento, Trump ha dicho que mantendrá hasta el próximo 30 de marzo, como estaba previsto, su recomendación de que los estadounidenses trabajen y se escolaricen desde casa siempre que sea posible, eviten viajes, no acudan a bares o restaurantes y eviten reuniones de más 10 personas.

Una vez concluya ese plazo, Trump ha avisado de que se replanteará esa recomendación, y sus declaraciones de este martes dejan entrever que podría eliminarla.

Sin embargo, mantener las medidas de aislamiento es algo que dependerá en definitiva de los gobernadores de cada estado, lo que puede generar una situación caótica en la que algunos territorios se centren en contener el coronavirus y otros decidan seguir las recomendaciones de Trump.

El demócrata Andrew Cuomo, que gobierna Nueva York, el estado más afectado por la crisis de coronavirus, advirtió este martes en un tuit que no se debería “hablar de darwinismo social por el bien de los mercados de valores”.

“Mi madre no es prescindible. Su madre no es prescindible. No pondremos precio a la vida humana. Podemos tener una estrategia de salud pública que encaje con una económica”, indicó Cuomo.

En su entrevista, Trump insistió en que todos los años “se pierden a miles y miles de personas por la gripe, y el país no se cierra por eso”.

Y opinó que la gente puede volver al trabajo y aún así “aplicar medidas sensatas”, como “la distancia social y lavarse las manos”, a pesar de lo contagioso que es el Covid-19.
Más de 44.000 personas han contraído el coronavirus en Estados Unidos y al menos 544 han muerto, según el recuento oficial, mientras la curva de contagios se acelera drásticamente cada día en el país.

Déjanos tu opinión

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here