El presidente Donald Trump expresó este miércoles su voluntad de avanzar hacia un acuerdo comercial con Ecuador inspirado en el T-MEC de Norteamérica, y ofreció ayuda al país andino para combatir a “los narcos” al recibir en la Casa Blanca a su homólogo ecuatoriano, Lenín Moreno.

La reunión entre Trump y Moreno, el primer presidente de Ecuador que visitaba la Casa Blanca en 17 años, supuso un paso importante en la revitalización de unas relaciones bilaterales que se deterioraron notablemente bajo el mandato de Rafael Correa (2007-2017).

“Gran reputación”, dijo Trump, señalando a Moreno con su dedo índice, al recibir al mandatario ecuatoriano y a su esposa, Rocío González, en el jardín sur de la Casa Blanca.

¿UN NUEVO ACUERDO COMERCIAL?
El último presidente de Ecuador que pisó la Casa Blanca antes que Moreno fue Lucio Gutiérrez, que se reunió en 2003 con el entonces mandatario estadounidense, George W.

Bush, y habló con él sobre la posibilidad de negociar un acuerdo comercial bilateral.

Bush decidió apostar en cambio por un pacto regional -el fallido ALCA- y ese diálogo con Ecuador se estancó, pero Trump y Moreno parecieron dispuestos a retomar el tema donde se quedó entonces y hablaron de ello durante su reunión, que duró “alrededor de una hora”, según fuentes de la Casa Blanca.

“Sí, lo haremos”, respondió Trump en respuesta a una pregunta de Efe sobre si está dispuesto a negociar un acuerdo comercial con Ecuador.

“(Los ecuatorianos) Tienen productos increíbles, los fabrican y los producen, y nos gustan, así que lo haremos, sí. Y también necesitan nuestros productos”, añadió al comienzo del encuentro con Moreno en el Despacho Oval.

Trump confirmó que su referente para un posible acuerdo comercial con Ecuador sería el T-MEC, que EE.UU. ha renegociado con México y Canadá, aunque insinuó que en este caso buscaría un pacto bilateral.

“Sería interesante (replicar eso) a una escala mucho menor. Estamos pensando en ese tipo de modelo, sí”, corroboró.

Moreno había adelantado antes de viajar a Washington que quería avanzar con Trump hacia un marco comercial similar al que mantiene la nación andina con la Unión Europea (UE), con la que mantiene un pacto de libre comercio desde hace cuatro años.

“Estados Unidos es el principal socio comercial del Ecuador”, recordó Moreno desde el Despacho Oval.

Juan Sebastián Roldán, el secretario general de Gabinete de la Presidencia de Moreno, evitó aclarar después del encuentro si se había acordado una posible negociación comercial.

“Todo lo que tenga que ver con la conveniencia comercial del Ecuador será el camino que nosotros seguiremos”, se limitó a indicar en declaraciones a la prensa Roldán, quien añadió que Moreno pidió a Trump una rebaja de las tasas para la exportación a EE.UU. del brócoli, las flores, las alcachofas y el atún en funda ecuatorianos.

“UN PROBLEMA CON LOS NARCOS”
Solo hubo un momento de ligera tensión en el Despacho Oval: preguntado por la agenda en materia de seguridad, Trump dijo que el país andino “tiene un problema con los narcos, y eso no es bueno”.

“Vamos a trabajar con ellos para ayudarles”, afirmó Trump.
Moreno indicó entonces, en español, que los Estados Unidos “tienen la más desarrollada tecnología y ciencia del mundo” y confió en que puedan proporcionar a su país capacitación y aeronaves que “puedan ayudar a controlar este flagelo que cercena el futuro de la humanidad” y, en especial, de los “jóvenes”.

Roldán explicó después que los dos Gobiernos firmaron durante la cita un acuerdo para crear una “unidad especial anticorrupción y de lavado de dinero” bilateral, y que Washington se comprometió a brindar a Quito “tecnología y capacitación para una protección general en temas de ciberseguridad”.

EDUCACIÓN Y VENEZUELA
También se acordó la entrada de Ecuador en “América Crece”, una iniciativa de EE.UU. para canalizar proyectos de inversión privada en sectores energéticos y de infraestructuras.

Además, Washington se comprometió a que “más de 200 profesores estadounidenses” formen en inglés a “9.000 profesores ecuatorianos” para mejorar el nivel de ese idioma de los “niños en las escuelas públicas” de Ecuador, detalló Roldán.

Trump aseguró también que planeaba hablar sobre Venezuela -aunque sin dar más detalles- en su reunión con Moreno, a la que asistió el vicepresidente estadounidense, Mike Pence; el secretario de Estado, Mike Pompeo; y la hija y asesora del mandatario, Ivanka.

Un alto funcionario estadounidense opinó este martes que Ecuador podía “ayudar mucho en el frente diplomático” dentro de la campaña internacional contra el Gobierno del presidente venezolano, Nicolás Maduro; porque Moreno “es un líder de la izquierda” y “habla con una voz no ideológica”.

Déjanos tu opinión