El presidente, Donald Trump, aseguró hoy que los iraníes “merecen un futuro mucho más brillante” con motivo del 40 aniversario de la victoria de la Revolución Islámica, que describió como un periodo de “corrupción, represión y terror” en la historia del país persa.

“40 años de corrupción. 40 años de represión. 40 años de terror. El régimen en Irán solo ha producido #40AñosDeFracaso. El pueblo iraní, que tanto ha sufrido, merece un futuro mucho más brillante”, escribió Trump en su cuenta oficial de Twitter. El mandatario publicó el mismo texto en inglés y en farsi, en sendos tuits acompañados de imágenes que reproducen ese mensaje en mayúsculas, junto a la fotografía de una mujer con el puño en alto y los cabellos y parte del rostro cubiertos por un velo.

Los tuits de Trump llegaron tres horas después de que su asesor de seguridad nacional, John Bolton, publicara un mensaje parecido sobre el mismo tema. “Han sido 40 años de fracaso. Ahora depende del régimen iraní cambiar su comportamiento, y en último término, depende del pueblo iraní la cuestión de determinar la dirección de su país”, escribió Bolton en su cuenta oficial de Twitter.

“Estados Unidos apoyará la voluntad del pueblo iraní y los respaldará para asegurar que se escuchan sus voces”, agregó. Cientos de miles de iraníes salieron este lunes a las calles de su país para demostrar unidad nacional y apoyo al sistema teocrático, en el 40 aniversario de la victoria de la Revolución Islámica.

“Muerte a EE.UU.” fue, como es habitual, el lema más coreado por los asistentes, en su mayoría de los sectores conservadores del país, que criticaron las sanciones impuestas el año pasado por Washington contra Teherán tras retirarse del acuerdo nuclear multilateral de 2015. En un discurso ante la multitud, el presidente iraní, Hasan Rohaní, adelantó que Irán continuará desarrollando sus programas armamentísticos, incluidos sus misiles, fuente de preocupación para EE.UU., Europa y países regionales como Arabia Saudí e Israel.

La semana pasada, el secretario de Estado, Mike Pompeo, condenó que Irán esté produciendo en una fábrica subterránea un nuevo misil balístico denominado Dezful, tal y como confirmó el Cuerpo de los Guardianes de la Revolución de la República Islámica.
“Debemos hacer frente al desprecio flagrante de Irán por las normas internacionales. Debemos volver a imponer unas restricciones internacionales más duras para disuadir a Irán de continuar con su programa de misiles”, pidió Pompeo en un comunicado.

Déjanos tu opinión

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here