Donald Trump fue encontrado inocente de los dos cargos que le había imputado la Cámara de Representantes, abuso de poder y obstrucción a la justicia.

 

En una votación que comenzó el miércoles pasado, la Cámara Alta decidió absolver al presidente Donald Trump de los cargos de abuso de poder y obstrucción a la justicia, como resultado de la supuesta presión que había ejercido a Ucrania para que investigara a Hunter Biden, hijo de Joe Biden, ex vicepresidente y principal aspirante a la presidencia del Partido Demócrata, por presuntos hechos de corrupción vinculados a su participación en la compañía energética ucraniana Burisma.

Ningún presidente ha sido destituido por el Senado. Sus aliados corearon: “¡Cuatro años más!”. El presidente no hizo referencia alguna al juicio político, ni tuvo que hacerlo. El ambiente en la Cámara que lo procesó era tenso. Pelosi rompió su copia del discurso presidencial cuando terminó de hablar Trump.

Esta victoria política para Trump se vio apenas ensombrecida por la deserción de un prominente republicano: Mitt Romney, el ex candidato derrotado por Barack Obama en las presidenciales de 2012. Fue un revés para Trump que se jacta de haber unificado tras de sí al “Gran Viejo Partido”.

En la votación por el primer cargo, el jefe de Estado recibió el apoyo de todos sus colegas republicanos, a excepción de Mitt Romney, quien votó por su culpabilidad y dejó el resultado en 52 sufragios contra 48.

El congresista por Utah, sin embargo, absolvió al mandatario en el segundo cargo que se le imputaba de obstrucción a la justicia, por lo que la votación terminó en 53 contra 47.

La Casa Blanca dijo que el presidente había recibido “plena reivindicación y exoneración” en su juicio político. Después de la absolución del Senado “el presidente se complace en poner este último capítulo de comportamiento vergonzoso de los demócratas en el pasado”, dijo la portavoz Stephanie Grisham.

El Partido Republicano se ha convertido en la última década en una fuerza que está unida en torno a una identidad cultural particular, predominantemente blanca, cristiana, mayor, rural y no urbana. Las críticas a sus líderes se ven como ataques a esta cultura más amplia en sí misma. El alcance del Partido Republicano se ha vuelto cada vez más estrecho y sus miembros se han puesto cada vez más a la defensiva para proteger lo que queda de él.

El impeachment contra Trump acabó convirtiéndose en un mal cálculo político de los demócratas que, apostando por erosionar la figura de Donald Trump, se encontraron con que el proceso llevaría a su reforzamiento. El desgaste que supuso el juicio político en un Senado de mayoría republicana, con pocas posibilidades de que el presidente fuese removido, se unirá a las energías que los senadores demócratas tendrán que dedicar en detrimento de la campaña electoral. La coyuntura preelectoral acabó teniendo un efecto positivo para Trump, dando vuelta al proceso queda como “víctima de un establishment corrupto”.

En este sentido, reforzaría el imaginario ya delineado durante la campaña anterior, cuando se asoció la imagen de Hillary Clinton a la de un Partido Demócrata defensor del sistema y el inmovilismo frente a los grandes problemas y cambios que requería la sociedad estadounidense para volver a ser esa potencia pujante que fue en algún momento.

Sólo un candidato demócrata outsider de su propio partido, como Bernie Sanders, podría mitigar esa imagen de los demócratas salpicados por las corruptelas o vinculados al Deep State que quiere acabar con Trump y, por tanto, con las esperanzas de cambio de un sector considerable de la ciudadanía estadounidense, que mira incluso hacia el socialismo.

La absolución cerró un proceso de casi cinco meses, que comenzó en la Cámara de Representantes de la presidenta demócrata Nancy Pelosi y terminó en el Senado del republicano Mitch McConnell, reflejando la implacable división partidista de la nación a tres años del inicio del mandato de Trump.

 

———————————————————–
Political Hispanic no se responsabiliza del contenido de los artículos de opinión, siendo cada autor responsable de sus propias creaciones.

Déjanos tu opinión

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here