El presidente Donald Trump amenazó este viernes con “reexaminar” las exenciones de impuestos y la financiación de las universidades y sistemas escolares, en momentos en que la Casa Blanca está presionando por la vuelta a clases en el otoño próximo pese al avance de la pandemia.

“Demasiadas universidades y sistemas escolares tienen que ver con el adoctrinamiento radical de izquierda, no con la educación”, señaló Trump en su cuenta de Twitter.
“Por eso -agregó-, le digo al Departamento del Tesoro que reexamine su estado de exención de impuestos y/o financiación, que serán eliminados, si esta propaganda o Ley contra las Políticas Públicas continúa”.

Según el gobernante, los niños “deben ser educados, no adoctrinados”.
En Estados Unidos, la mayoría de los colegios y universidades privadas o públicas están exentas de impuestos, por ser consideradas organizaciones sin ánimo de lucro por la ley federal.

Los mensajes de Trump se produjeron cuando su Gobierno ha presionado por la vuelta a clases en el próximo semestre, lo que ha abierto un debate sobre la seguridad de los estudiantes mientras la propagación de la COVID-19 no da tregua en EE.UU., con 3,1 millones de contagiados y 133.677 fallecidos.

El pasado martes, Trump encabezó en la Casa Blanca un encuentro con autoridades de distintos niveles, representantes del sector educativo, padres de familia y estudiantes, en el que propuso reabrir las escuelas a partir de otoño.

“Queremos reabrir las escuelas. Todos lo quieren, las madres lo quieren, los padres lo quieren, los niños lo quieren. Es tiempo de hacerlo”, defendió el gobernante, quien se declaró dispuesto a “presionar” a los gobernadores para conseguir este objetivo.

Un día antes, el Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE, en inglés) había anunciado modificaciones a las exenciones temporales para los estudiantes no inmigrates del Programa de Estudiantes y Visitantes de Intercambio (SEVP), entre ellas no otorgar visados a los matriculados en escuelas que hayan decidido dictar sus programas complemente en línea el próximo semestre.

Además, la medida prevé que los alumnos que ya se encuentren en EE.UU. deberán salir o “tomar otras medidas, como transferirse a una escuela con instrucción en persona” para permanecer en el país, so pena de “enfrentar consecuencias de inmigración que incluyen, entre otras, el inicio de procedimientos de expulsión”.

En respuesta, la Universidad de Harvard y el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), entre otros centros, se han querellado contra el Gobierno de Trump.

Este jueves, el fiscal general de California, Xavier Becerra, informó que su estado también presentó una querella contra esta Administración por “amenazar con deportar a estudiantes internacionales” en el contexto de la pandemia.

Déjanos tu opinión