El presidente, Donald Trump, criticó hoy la «enfermiza alianza» de los medios de comunicación con la «grosera» congresista Ilhan Omar y la «izquierda radical», tras la controversia desatada por los cánticos racistas en uno de los mítines del mandatario.

«Es increíble cómo los Medios de Comunicación Falsos enloquecieron con el cántico de ‘envíenla de vuelta’ (a su país de origen) por una multitud que llenaba un estadio en el Gran Estado de Carolina del Norte, pero está totalmente calmada y acepta los más infames y desagradables comentarios de las tres Congresistas Radicales», afirmó Trump en su cuenta de Twitter.

El mandatario acusó a Omar de «grosera» y de «odiar» al país.

«Los medios de comunicación generalistas, que han perdido toda su credibilidad, se han convertido de manera oficial o no oficial en parte del Partido Demócrata de la Izquierda Radical. ¡Es una alianza enfermiza, tan patética de contemplar!», agregó.

«¡Envíenla de vuelta! ¡Envíenla de vuelta!», fueron los cánticos racistas coreados el miércoles contra Ohmar, una joven congresista musulmana nacida en Somalia pero de nacionalidad estadounidense, en un acto electoral de Trump, que avivaron la tensión y la polarización política en el país de cara a las elecciones de 2020.

Con sus nuevos mensajes, el presidente parecía dar marcha atrás hoy después de marcar distancia este jueves con los lemas entonados por sus seguidores.

«No me gustó escuchar ese cántico», había asegurado el jueves Trump en declaraciones a los periodistas en la Casa Blanca, y presumió de haber «empezado a hablar muy pronto» para atajarlos, a pesar de que el vídeo demuestra que dejó que la frase sonara durante trece segundos y que no retomó su discurso hasta que se apagaban los cánticos.

La congresista Omar, por su parte, llamó «fascista» a Trump y recalcó que en EE.UU. debería «permitirse el disenso democrático».

«Hemos dicho que este presidente es racista. Hemos condenado sus declaraciones racistas. Creo que (también) es fascista», aseguró Omar a los periodistas en el Capitolio.

La controversia ha ido creciendo desde que el pasado domingo Trump atacara a un grupo formado por cuatro jóvenes congresistas demócratas, conocido como «La brigada» («The squad») y que integran la latina Alexandria Ocasio-Cortez, la afroamericana Ayanna Pressley, junto las musulmanas Rashida Tlaib y la mencionada Omar.

Las congresistas son parte del ala más progresista del partido demócrata y han lanzado ambiciosas propuestas con escaso recorrido legislativo, como el multimillonario «Nuevo Pacto Verde» para combatir la crisis climática o un plan público de cobertura de salud universal, y ha criticado la alianza de EEUU con Israel.

Déjanos tu opinión

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here