El COVID-19 paralizó la batalla presidencial entre Donald Trump y Joe Biden, el panorama pintaba una aguerrida campaña de ambos candidatos, sin embargo la pandemia paralizó al mundo.

A menos de seis meses ninguno de los candidatos puede desplazarse libremente y estrechar las manos de sus seguidores, entregar papeles y cargar o besar bebes para las fotos, como siempre se ha visto.

Antes de la crisis de salud, Donald Trump se apoyaba en el buen desempeño de la economía y un bajo índice de desempleo, razón que animaba a postularse para la reelección de la presidencia de los Estados Unidos.

Por su parte, Biden prometía restaurar el alma de los Estados Unidos, le decía a los electores que recordaran su desempeño como vicepresidente bajo el mandato de Barack Obama.

La actual pandemia es una oportunidad para que los líderes políticos demuestren otras formas de política, los desafíos pueden ser más grandes que los ataques del 11 de septiembre o la misma crisis del 2008.

Algunos expertos consideran el desempeño del presidente Trump como bueno, sin embargo señalan que su estilo “político confrontativo, sus escasas demostraciones de empatía y su manejo de recursos federales durante la pandemia le ha valido fuertes críticas”.

En lo que respecta a Biden, tampoco la tiene fácil. Tara Rade, asegura que en 1993 fue objeto de abuso sexual por parte del candidato y que tiene pruebas de dicho asalto.

Meses después el candidato declaró a un diario americano “reconozco mi responsabilidad de ser una voz, un defensor y un líder para el cambio en la cultura que ha comenzado, pero es un trabajo que no está terminado”, escribió Biden haciendo referencia a las leyes que presentó en el Congreso a favor de las mujeres.

“Así que quiero abordar las acusaciones de un ex miembro del personal que trabajó conmigo de que cometí una mala conducta hace 27 años. No es verdad. Esto nunca sucedió.”

En conclusión, sería muy interesante que los candidatos logren desarrollar sus campañas en medio de la pandemia solo por medios audiovisuales, ya que hay que mantener los parámetros de seguridad para no contagiarse del COVID- 19, los carteles, los globos y los estrechones de mano quedan suspendidos hasta que pase la pandemia.

––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––
Political Hispanic no se responsabiliza del contenido de los artículos de opinión, siendo cada autor responsable de sus propias creaciones.

Déjanos tu opinión