El Senado aprobó a primera hora de este viernes un proyecto de ley presupuestaria que allana el camino para la aprobación del paquete de ayuda contra el coronavirus de 1,9 billones de dólares del presidente Biden. Fue Kamala Harris, como presidenta del Senado, la que se encargó de desempatar la votación en la cámara.

La luz verde del proyecto de ley presupuestaria por 51 votos contra 50 se produjo poco después de que el reloj marcase las 5:30 de la mañana, tras una sesión del Senado que duró toda la noche y en la que los senadores se dedicaron a revisar docenas de enmiendas en un proceso caótico conocido como “vote-a-rama”. 

¿Qué es el “vote-a-rama”?

Las normas del Senado permiten un examen especial de las enmiendas durante el proceso presupuestario. Tras 50 horas de debate sobre el presupuesto, los senadores pueden someter a votación las enmiendas restantes, siempre que sean pertinentes a la legislación en cuestión.
El presupuesto no está sujeto a filibuster, por lo que solo se necesitan 51 votos para aprobar la medida (como ha ocurrido en este caso) Cuando se inicia una votación, los senadores disponen de unos minutos para presentar su enmienda y exponer sus argumentos.

A continuación, la oposición suele disponer de un breve periodo de tiempo para presentar sus argumentos. A continuación, el Senado vota; cada votación dura unos diez minutos. Este proceso se repite para cada enmienda presentada y considerada pertinente. Las enmiendas pueden presentarse en cualquier momento antes de que comience la votación, o pueden presentarse en cualquier momento antes de que concluya la votación.

Tras la aprobación del presupuesto en el Senado, los demócratas se muestran esperanzados ante este nuevo paquete de ayudas para hacer frente a la crisis económica que viven millones de hogares por culpa de la pandemia del coronavirus. Los republicanos por su parte, aseguraban que era un gasto excesivo, como han ido argumentado desde que Biden puso sobre la mesa dicha propuesta.

La Cámara de Representantes, que aprobó su propio proyecto de presupuesto el miércoles, debe ahora actuar sobre la versión del Senado, lo que se espera que haga en un día.

Una vez completada la resolución del presupuesto, el Congreso puede dedicarse a redactar la amplia propuesta de ayuda a la pandemia de Biden para convertirla en ley, e impulsarla en el Senado sin los votos de los republicanos si es necesario bajo las reglas especiales desbloqueadas por la legislación presupuestaria.

Este proceso va llevar semanas, y los demócratas tienen como fecha límite para la aprobación final de esta ayuda mediados de marzo, ya que en ese momento expirarán las prestaciones de desempleo mejoradas si el Congreso no actúa primero.

A pesar de las promesas de campaña de Biden de unidad y bipartidismo, ahora que los demócratas controlan ambas cámaras del Congreso y la Casa Blanca parecían dispuestos a dejar atrás a los republicanos.

Los republicanos acusaron a los demócratas de hipocresía y argumentaron que, después de haber dedicado ya 4 billones de dólares a la lucha contra la pandemia, incluidos 900.000 millones en diciembre, no había necesidad de gastar otros 2 billones en lo que calificaron de lista de deseos de las prioridades liberales.

“Este no es el momento de gastar billones de dólares más para hacer un poco más agradable el cierre perpetuo y el declive económico”, dijo el líder de la ahora minoría del Senado, Mitch McConnell.

La Cámara de Representantes aprobó la legislación presupuestaria el miércoles, con la oposición de todos los republicanos.

Déjanos tu opinión