Por Judith Bergman

Crédito de la imagen: Dave Thompson / Getty Images

El Revisor Independiente de Legislación Terrorista de Gran Bretaña, Max Hill, recomendó recientemente:

“… LA POLICÍA DEBE CONSIDERAR Y REFLEJARSE SOBRE EL IMPACTO COMUNITARIO DE UNA INVESTIGACIÓN A GRAN ESCALA [TERROR], CENTRANDO LO QUE HIZO EN ÁREAS PARTICULARES DE MANCHESTER CON UNA GRAN POBLACIÓN MUSLIM … BUENA POLÍTICA COMUNITARIA, ASÍ COMO EL PODER DE LA COMUNIDAD LA POLÍTICA CONTRA EL RORISMO, EXIGE QUE SE HAGAN ESFUERZOS REALES PARA TRABAJAR DENTRO Y CON LAS COMUNIDADES LOCALES, DONDE HAYA MUCHOS RESIDENTES INCONSÚTIL SI NO ESTÁ USTED UN ALIMENTADO EN EL EJERCICIO DE ESTADOS UNIDOS DEL EJERCICIO DE ESTADOS UNIDOS EN EL EJERCICIO DE ESTADOS UNIDOS PARA VER EL RESULTADO DE LAS REFLEXIONES POLICIALES EN ESTE ASPECTO … “[ÉNFASIS AÑADIDA]

La recomendación de Hill se publicó en su reciente informe sobre cómo el Reino Unido maneja sus esfuerzos contra el terrorismo. En el informe, Hill examina las investigaciones policiales de los principales ataques terroristas de 2017; Su recomendación se relacionó con la investigación sobre el ataque terrorista en Manchester en mayo de 2017, en el que Salman Abedi asesinó a 22 personas e hirió a 139, la mitad de ellas niños, en un concierto pop de Ariana Grande en el Manchester Arena.

En otras palabras, la policía debería considerar priorizar el trabajo de manera que sus investigaciones del asesinato y la mutilación de todas estas personas no “molesten” a la comunidad en la que vivió el suicida.

Hill basó su recomendación en las conversaciones que tuvo anteriormente con varias organizaciones musulmanas en todo el Reino Unido sobre el impacto de la legislación antiterrorista en sus vidas y las consecuencias de los ataques terroristas en Londres y Manchester en 2017.

Las conversaciones con las organizaciones musulmanas se registraron en el informe “Mesas redondas comunitarias: un informe sobre las consecuencias de los ataques terroristas en Londres y Manchester”, publicado por el programa “Construyendo puentes” de Forward Thinking. Este programa, que “empodera a las comunidades de base”, facilita el diálogo entre las comunidades musulmanas del Reino Unido y las organizaciones de base, las autoridades británicas (gobierno local, parlamentarios, legisladores) y los medios de comunicación nacionales.

El informe de “mesas redondas comunitarias” describió una reunión con representantes de la comunidad libio-musulmana en Manchester, de la que surgió Abedi:

“EN TODA LA REUNIÓN, CASI TODOS TODOS LOS PARTICIPANTES ARTICULARON UN PERFECTO SENTIDO DE ANGEL Y FRUSTRACIÓN EN LAS CONSECUENCIAS DE EXTENSIVAS RAÍZ POLICIALES DENTRO DE LA COMUNIDAD Y EN LA PARTE DE LA PAREJA DE LA PAREJA DE LA PAREJA DE LA PAREJA DE LA PAREJA DE LA PAREJA DE LA PAREJA DE LA PAREJA DE LA PAREJA DE LA PAREJA DE LA PAREJA DE LA PAREJA DE LA PARTICIPACIÓN, INCLUYE LA CARACTERÍSTICA DE LA BÚSQUEDA. .. INDIVIDUOS – PARTICULARMENTE NIÑOS Y ADOLESCENTES – QUE HAN SIDO DIRECTAMENTE AFECTADOS, SE LE DECLARÓ A TRABAJADO Y HUMILIADO, CREANDO UN PERFECTO. LAS PREOCUPACIONES FUERON PREVISTAS SOBRE EL POTENCIAL DE UN AUMENTO EN LOS ATAQUES ISLAMOFÓBICOS EN EL CONTEXTO ACTUAL Y SE ESPERA QUE LAS AUTORIDADES TOMARÁN UNA AMENAZA SERIA Y QUE LA OFERTA AUMENTARÁ EL INCREMENTO DE LA COMUNIDAD. “

Sin embargo, nadie parece estar manteniendo conversaciones de mesa redonda con comunidades no musulmanas en todo el Reino Unido para abordar sus legítimos temores y preocupaciones sobre el terrorismo de motivación religiosa en sus vidas.

Según la Sociedad Nacional para la Prevención de la Crueldad contra los Niños (NSPCC), una organización benéfica infantil líder en el Reino Unido, la organización celebró más de 300 sesiones de asesoramiento con niños después del ataque terrorista en el Manchester Arena, al parecer cuatro veces más sesiones que usual. Además, la organización recibió cientos de llamadas de niños después del ataque de Manchester. Un niño de 11 años que llamó a la línea de ayuda dijo: “Siempre me siento ansioso … Estoy realmente preocupado de que haya alguien en mi familia. No he estado durmiendo porque es todo lo que puedo pensar”. Otra persona que llamó, una niña de 14 años, dijo: “Siempre estoy en el límite cuando salgo de la casa y siempre estoy mirando por encima del hombro”.

El número de niños y jóvenes que buscan ayuda en los servicios de salud mental también aumentó después del ataque de Manchester, según el Royal College of Psychiatrists (RCP). Los hospitales en toda la región de Manchester registraron un aumento estimado del 10% en los niños que buscaban ayuda psicológica, que recibió cientos de pacientes más de junio a julio en comparación con los meses anteriores.

“DR. LOUISE THEODOSIOU, UN NIÑO CONSULTOR Y PSIQUIATRA DE ADOLESCENTE EN EL HOSPITAL DE NIÑOS DE ROYAL MANCHESTER Y UN MIEMBRO DEL RCP, DESCRIBIÓ EL AUMENTO DE LA AYUDA EN EL PARQUE DE LA PARTIDACIÓN EN EL MISMO.

“SOLO UNA PEQUEÑA FRACCIÓN DE AQUELLOS QUE SE TRATARON HAN SIDO EN EL CONCIERTO; LA MAYORÍA DE LOS PACIENTES HAN INCREMENTADO LA ANSIEDAD DESPUÉS DE MIRAR LOS EVENTOS EN LA NOTICIA. LA ANSIEDAD E INSOMNIA ERA LA MAYORÍA COMÚN DE CONTENIDOS. DESPUÉS DE LOS ATAQUES “.

Una tendencia similar se había visto en Londres después de los ataques terroristas allí.

En marzo, una revisión independiente, cuyo objetivo era examinar la calidad de la respuesta de emergencia al bombardeo de Manchester, encontró que muchos de los encuestados no sabían a dónde acudir para obtener apoyo después del ataque. Algunos sufrieron trastornos por estrés postraumático, flashbacks, traumas y ansiedad, lo que les hizo perder puestos de trabajo y abandonar el sistema educativo.

Es desconcertante que las víctimas del terrorismo no tengan a dónde acudir: ha pasado más de una década desde el primer ataque terrorista en masa en el Reino Unido, en 2005, en el sistema de tránsito de Londres, donde 56 personas murieron y 700 resultaron heridas. Desde entonces, Gran Bretaña solo ha visto continuar la amenaza terrorista.

Quizás la razón principal por la que las víctimas del terrorismo no tenían a dónde acudir es que incluso después de años de vivir con el terrorismo islámico, las autoridades británicas y los servicios públicos parecen estar más preocupados por lidiar con la “islamofobia” percibida que con las consecuencias reales y devastadoras del terrorismo.

Si ni siquiera te atreves a vincular el terrorismo con su fuente, seguramente tampoco puedes prepararte para ello. Ni siquiera se puede hablar de los efectos gravemente perjudiciales que el terrorismo islámico tiene sobre el bienestar de los niños y otras personas en la sociedad en general, porque el terrorismo islámico (oficialmente) ni siquiera se supone que existe.

Es solo en una sociedad de este tipo, donde todo se ha volcado, donde las autoridades no pueden saber quiénes son las víctimas y quiénes son las personas que pueden sentirse como si fueran víctimas si alguien les hace algunas preguntas, que La investigación terrorista puede ser considerada “un inconveniente”.

Como dice el dicho sobre los niños en un patio de recreo: “Todo comenzó cuando él me devolvió el golpe”.

 

Este artículo fue publicado por The Gatestone Institute el 2 de noviembre de 2018. Reproducido en Political Hispanic con autorización de dicha fuente. Traducido por Political Hispanic.
———————————————————–
Political Hispanic no se responsabiliza del contenido de los artículos de opinión, siendo cada autor responsable de sus propias creaciones.

Déjanos tu opinión

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here