Por Khaled Abu Toameh

Crédito de la imagen: Wikimedia Commons

Si a los Estados Unidos les preocupa imponer sanciones más severas a Irán, no debe pensar en esas preocupaciones. Ser impopular con las personas que no te desean lo mejor es probablemente el precio del verdadero liderazgo.

Quienes están preocupados, y deberían estar preocupados, son Irán y sus aliados y amigos palestinos.

La administración estadounidense ha decidido restablecer las sanciones contra Teherán que fueron eliminadas en el marco del “acuerdo nuclear” de 2015. Estas sanciones son parte del esfuerzo de Washington para frenar los programas nucleares y de misiles de Irán y disminuir su influencia en el Medio Oriente.

Irán tiene dos aliados principales en la arena palestina: Hamas y la Jihad Islámica Palestina (PIJ), los grupos islamistas que controlan la Franja de Gaza y no reconocen el derecho de Israel a existir. De no ser por el apoyo financiero y militar de Irán, estos dos grupos palestinos habrían perdido hace mucho tiempo su control sobre Gaza.

Ahora que se han restablecido las sanciones a Irán, Hamas y PIJ están condenando enérgicamente a la administración de los Estados Unidos y prometiendo su pleno apoyo a Irán.

“Las sanciones de Estados Unidos están destinadas a socavar la seguridad y la estabilidad en la región”, dijo el liderazgo de Hamas en una declaración. Las sanciones, agregó Hamas, también están diseñadas para socavar a los palestinos “la firmeza frente a los planes y planes estadounidenses”. Hamas, continuó la declaración, “está con el gobierno y el pueblo iraníes ante esta arrogancia sionista estadounidense”.

Curiosamente, Hamas afirma que son las sanciones de EE. UU., Y no sus propias acciones y retórica, las que socavan la “seguridad y estabilidad en la región”. De hecho, es el apoyo de Irán al programa mortal de Hamas el que sabotea la seguridad y la estabilidad en la región.

Los líderes de Hamas a menudo se jactan del apoyo de Irán a su grupo y otros grupos armados palestinos en la Franja de Gaza. Según Saleh Arouri, un alto funcionario de Hamas, Irán continúa brindando “importantes” ayudas a los grupos de “resistencia” palestinos que luchan contra Israel. “El apoyo iraní a la resistencia palestina nunca se ha detenido”, dijo Arouri en una entrevista reciente. “Este apoyo es un signo de la seriedad de Irán al confrontar a la entidad sionista”.

Lo que realmente dice el funcionario de Hamas es que gracias al apoyo de Irán, los grupos palestinos con base en Gaza han podido lanzar miles de misiles contra Israel en la última década. También está diciendo que gracias al respaldo de Irán, Hamas sigue secuestrando a los dos millones de residentes de la Franja de Gaza, cuyas vidas han sido literalmente destruidas por las políticas de los líderes de Hamas.

La respuesta de PIJ a las sanciones contra Irán es aún más surrealista. En un comunicado emitido en la Franja de Gaza, el liderazgo del PIJ acusó a los EE. UU. De involucrarse en “robos y terrorismo” no solo contra Irán, sino también contra los palestinos y todos los árabes y musulmanes.

Este cargo proviene de una organización yihadista que ha herido y matado a miles de israelíes en ataques terroristas durante las últimas tres décadas.

Toda la ideología y la estrategia de PIJ se ha basado en el terrorismo y la agresión; Sus objetivos han sido, y siguen siendo, la destrucción de Israel y el establecimiento de un Estado soberano, el Estado Islámico Palestino.

El mensaje que están emitiendo Hamas y PIJ es: ¿Cómo se atreve el gobierno estadounidense a imponer sanciones a Irán, el único país que nos está ayudando en nuestro esfuerzo por continuar nuestros ataques terroristas contra Israel? ¿Cómo se atreve el gobierno de los Estados Unidos a imponer sanciones a un país que nos brinda apoyo financiero, militar y político para ayudarnos a lograr nuestro objetivo de destruir a Israel y reemplazarlo con un estado islámico?

Particularmente inquietante sobre las reacciones de los grupos con base en Gaza a las sanciones contra Irán es la naturaleza amenazadora del tono que adoptan hacia los Estados Unidos. Su feroz retórica antiestadounidense puede verse como un llamado a los árabes y musulmanes para que apunten a los intereses y ciudadanos estadounidenses en el Medio Oriente. Hamas y PIJ les están diciendo a árabes y musulmanes, en términos inequívocos, que los estadounidenses se han convertido en su enemigo número uno porque están castigando a un país islámico y porque están obstruyendo los planes para continuar la lucha contra Israel.

Sin embargo, las nuevas sanciones de Estados Unidos a Irán son buenas noticias para muchos árabes y musulmanes que se sienten amenazados por las acciones y la retórica de Teherán. Irán lleva mucho tiempo trabajando sistemáticamente para socavar a los árabes moderados y los musulmanes en la región. Irán ya está entrometiéndose en los asuntos internos de Irak, Siria, Líbano, Yemen y los palestinos, así como en algunos países del Golfo.

Muchos árabes y musulmanes comparten la opinión del secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, quien ha identificado a Irán como la fuerza desestabilizadora en el Medio Oriente.

Haciéndose eco del miedo a los árabes y musulmanes de Irán, Anwar Eshki, un oficial de inteligencia retirado en el ejército saudí y jefe del Centro para Estudios Estratégicos y Legales de Medio Oriente, escribió en Twitter que Israel era un enemigo sospechoso, mientras que Irán era un enemigo definitivo. Explicó que Israel no había disparado ni una sola bala a Arabia Saudita, mientras que Irán seguía disparando misiles contra el reino e incluso contra la ciudad santa de La Meca, a través de los rebeldes chiítas hutíes en Yemen.

El comentarista árabe Mohammed al-Sheikh también expresó un sentimiento similar:

“LOS AYATOLLAHS DEBEN DESPERTARSE DE SU CRAZY MESSIANIC SREAM Y DARSE CUENTA QUE LA ERA DE JIHAD WARS, RAIDES, OCUPACIONES Y REVOLUCIONES EXPORTACIONES SE ACERCA. EL LIDERAZGO DE IRANIA DEBE ENTENDERSE, ENCONTRARSE EN EL LUGAR DE ENTREVISTA DE LUCHA. DEBEMOS TRABAJAR POR LA JOVEN GENERACIÓN Y POR EL PROGRESO. LOS AYATOLLAHS DEBEN DEVOLVER A SU LUGAR NATURAL, LOS MOSQUES, Y DEJAR QUE EL ESTATAL CUIDADO DE LA POLÍTICA “.

Las sanciones de EE.UU. a Irán son un duro golpe para los amigos de Teherán en Hamas y PIJ. Estos grupos terroristas se enfrentan a un futuro borroso cuando las sanciones afectan a la economía de Irán. El debilitamiento de Hamas y PIJ solo servirá a la causa de la paz y la estabilidad en el Medio Oriente. Este desarrollo es bueno no solo para Israel, sino también para la Autoridad Palestina y su presidente, Mahmoud Abbas.

La Autoridad Palestina (AP) odia a Irán por su apoyo a sus rivales en Hamas. El embajador palestino en París fue citado recientemente diciendo que Irán estaba financiando las violentas protestas semanales a lo largo de la frontera entre la Franja de Gaza e Israel.

El año pasado, uno de los principales asesores de Abbas, Azzam al-Ahmed, acusó a Irán de ser totalmente responsable de la disputa en curso de Hamas y Fatah, que ha provocado una división entre Cisjordania y la Franja de Gaza.

En consecuencia, uno esperaría que Abbas y sus principales asesores aplaudieran la decisión de Estados Unidos de restablecer las sanciones contra Irán. El liderazgo de la Autoridad Palestina, sin embargo, ha optado por no hacer tal cosa. En lugar de aplaudir la decisión, Abbas y sus funcionarios continúan sus ataques verbales contra la administración estadounidense y lo acusan de promover un plan de paz destinado a “liquidar” los derechos y la causa palestinos.

Irónicamente, los ataques recurrentes de la Autoridad Palestina contra la administración de los EE. UU. Caen en manos de Hamas, PIJ e incluso Irán.

La Autoridad Palestina está atacando a una administración estadounidense que busca socavar a los enemigos de Abbas: Hamas e Irán. Al hacerlo, la Autoridad Palestina y Abbas están promoviendo sentimientos antiestadounidenses en todo el Medio Oriente. Los ataques diarios de la Autoridad Palestina en los Estados Unidos han radicalizado a innumerables palestinos, que ya no están preparados para aceptar ningún papel de los Estados Unidos en el proceso de paz en el Medio Oriente.

La Autoridad Palestina se está alineando así con sus propios enemigos. Hamas y PIJ pronto pueden perder a Irán como su patrocinador y patrocinador número uno, pero siempre pueden confiar en que Abbas y su Autoridad Palestina promuevan sus sentimientos contra Estados Unidos y contra Israel.

 

Este artículo fue publicado por The Gatestone Institute el 15 de noviembre de 2018. Reproducido en Political Hispanic con autorización de dicha fuente.
———————————————————–
Political Hispanic no se responsabiliza del contenido de los artículos de opinión, siendo cada autor responsable de sus propias creaciones.

Déjanos tu opinión

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here