El secretario de Estado, Mike Pompeo, confirmó hoy que China estuvo detrás del robo de datos de unos 500 millones de huéspedes de la cadena hotelera Marriott, dado a conocer recientemente, en medio de las tensiones bilaterales entre ambos países.

«Eso es correcto», respondió Pompeo en una entrevista a la cadena estadounidense Fox al ser preguntado sobre si China es responsable del ataque cibernético a los hoteles Marriot.
«Nuestra relación con China es un desafío. Están realizando operaciones de espionaje e influencia aquí en Estados Unidos», aseguró el jefe de la diplomacia estadounidense.

Marriott reconoció a finales del mes de noviembre un «acceso no autorizado a la base de datos de Starwood, una de sus filiales, que incluye números de pasaporte y de cuentas bancarias, fechas y lugares de nacimiento de los clientes y sus datos de contacto, entre otros.

«Nuestro esfuerzo, desde el Departamento de Seguridad Nacional y el FBI y el Departamento de Estado, es hacer retroceder estas amenazas a Estados Unidos desde China», argumentó Pompeo en la entrevista.

Washington sospecha que los piratas informáticos que accedieron a la base de datos de Marriott trabajan para el Ministerio de Seguridad del Estado de China, encargado de la inteligencia y el espionaje del gigante asiático, de acuerdo a fuentes de The New York Times familiarizadas con la investigación.

Este hallazgo llega mientras el Gobierno del presidente, Donald Trump, prepara medidas contra las políticas comerciales, económicas y cibernéticas de China, que incluirán sanciones contra «hackers».

Trump y su homólogo chino, Xi Jinping, pactaron hace dos semanas una tregua comercial de 90 días, pero el Gobierno teme, según el periódico, que Pekín no modifique su estrategia económica, comercial y tecnológica concluido este periodo.

Déjanos tu opinión

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here