Donald Trump está llevando su propia desescalada de las restricciones por el coronavirus y la visita de Andrzej Duda está cargada de intención política. Pese a las frías relaciones con aliados tradicionales europeos de Washington, desde la llegada de Trump al poder en enero de 2017, la sintonía entre ambos dirigentes se ha materializado en múltiples acuerdos.

Como la inclusión de Polonia en el programa de exención de visados en septiembre pasado, o la cooperación en el desarrollo de la tecnología 5G. La pugna de Trump contra los aliados europeos por sus aportaciones a la OTAN resultó clave en la comparecencia de ambos líderes. Polonia es uno de los países miembros de la Alianza que cumple con el objetivo de gasto del 2% del PIB.

El propio Duda, respondiendo a los medios junto a Trump, en los jardines de la Casa Blanca, calificó de error la retirada de tropas de Europa por parte de Estados Unidos, pero el republicano se reafirmó en lo anunciado hace una semana. Aseguró que unos 25.000 de los 52.000 soldados en suelo alemán dejarán su puesto para regresar a casa o destacarse en otros países.

En septiembre de 2019, los dos mandatarios ya suscribieron una declaración conjunta sobre el avance de la cooperación bilateral en materia militar y desde entonces, se ha inaugurado un cuartel general en Poznan bajo mando estadounidense. Durante una visita anterior de Duda a Washington hace un año, Varsovia selló un pacto para la compra de 32 cazas F-35.

El modelo de fabricación estadounidense más avanzada. Fue entonces cuando Trump se comprometió al envío de otros 1.000 soldados estadounidenses para reforzar las operaciones de la OTAN en suelo polaco. Desde 2016, dos años después de la anexión ilegal de Crimea por parte de Rusia, unos 4.500 militares de EE UU están presentes en el país de forma rotatoria.

Precisamente en el encuentro de hace un año, el presidente había asegurado que los efectivos provendrían del contingente de militares desplegado en Alemania. El incremento de la presencia militar de Estados Unidos en Polonia concita el apoyo de todos los partidos y de la mayoría de los polacos.

El candidato de la centroderechista Coalición Cívica, el liberal Rafal Trzaskowski, señalaba que este es uno de los pocos elementos en los que la oposición está de acuerdo con el Gobierno y el Gobierno con la oposición, aunque añadía que esperaba que el presidente no fuera a Washington a tomar decisiones.

La amenaza de agresión rusa por parte de Moscú ha desplegado en Kaliningrado, limítrofe con la frontera nororiental de Polonia, misiles de corto alcance con capacidad nuclear es un asunto importante en el país y cualquier acción que disuada las políticas agresivas de Vladímir Putin contribuye a que los ciudadanos se sientan más seguros.

Las relaciones transatlánticas entre Polonia y Estados Unidos son sumamente importantes para Varsovia y cree, en la línea de lo expresado por Trump, que ambos países están más cerca que nunca.

———————————————————————————————————
Political Hispanic no se responsabiliza del contenido de los artículos de opinión, siendo cada autor responsable de sus propias creaciones.

Déjanos tu opinión