Por Bassam Tawil

Crédito de imagen: Oromiya321/Wikimedia Commons

 

Los palestinos han celebrado nuevamente el asesinato de un judío, esta vez Dvir Sorek, de 18 años, un soldado fuera de servicio desarmado que fue apuñalado fatalmente y cuyo cuerpo fue descubierto el 8 de agosto en un terreno rocoso en el bloque de asentamientos Gush Etzion cerca de Belén.

Ni un solo palestino ha condenado el despiadado asesinato del adolescente. La Autoridad Palestina (AP), cuyo líder, Mahmoud Abbas, dijo anteriormente que se opone al terrorismo, aparentemente no ve la necesidad de denunciar el asesinato de Sorek.

En cambio, la Autoridad Palestina continuó emitiendo múltiples declaraciones condenando a Israel por «violar el derecho internacional» por construir nuevas unidades de vivienda para familias judías en Cisjordania. Las declaraciones, emitidas horas después del ataque terrorista en Gush Etzion, no hacían referencia al asesinato del adolescente judío.

A los ojos del liderazgo de la Autoridad Palestina, la inauguración de un nuevo vecindario en un asentamiento es un «delito mayor» que debe presentarse ante la Corte Penal Internacional.

Esto es lo que dijo el portavoz de Mahmoud Abbas, Nabil Abu Rudaineh, sobre la construcción de las viviendas en el asentamiento de Bet El, al norte de la ciudad cisjordana de Ramallah:

«Este acto es condenado y rechazado y  en violación de las resoluciones internacionales, incluida la Resolución 2334 del Consejo de Seguridad de la ONU, que dice que la actividad de asentamiento constituye una violación flagrante del derecho internacional. Estas provocaciones continuas y actos hostiles requieren decisiones prácticas».

Justo cuando las fuerzas de seguridad israelíes estaban realizando una cacería humana para el terrorista o los terroristas que mataron al adolescente judío, Abbas ordenó a su ministerio de relaciones exteriores que presentara una queja contra Israel ante la Corte Penal Internacional sobre su política de construcción de asentamientos. Abbas también instruyó a su enviado a la ONU, Riad Mansour, que mantenga consultas con miembros del Consejo de Seguridad en preparación para celebrar una sesión de emergencia para condenar la actividad de asentamiento de Israel.

Las instrucciones de Abbas fueron publicadas por los medios oficiales de la Autoridad Palestina mientras se enterraba al adolescente judío. Nuevamente, los medios de Abbas decidieron ignorar totalmente el ataque terrorista que se cobró la vida de un joven judío.

Nadie esperaba que Abbas ofreciera sus condolencias a la familia de Sorek o que enviara funcionarios palestinos para asistir al funeral. Sin embargo, al permanecer en silencio sobre el brutal asesinato de un adolescente judío desarmado y publicar declaraciones condenando a Israel el mismo día del ataque, Abbas y la Autoridad Palestina demuestran con absoluta claridad su desprecio temerario por la vida humana.

Mientras la persecución se estaba llevando a cabo para capturar al terrorista o terroristas, la facción gobernante de Fabas de Abbas llamó a los palestinos a formar «comités de guardia» para «frustrar» los supuestos ataques de represalia de los colonos. El llamamiento de Fatah no es más que una continuación de la incitación palestina contra los judíos que viven en Cisjordania.

Huelga decir que los colonos judíos, la mayoría de los cuales son ciudadanos respetuosos de la ley, no llevaron a cabo ataques de represalia contra los palestinos después del descubrimiento del cuerpo de Sorek. De hecho, los judíos que viven en el bloque de asentamientos Gush Etzion siempre han mantenido buenas relaciones con sus vecinos palestinos, muchos de los cuales están empleados en asentamientos y negocios de propiedad judía en el área.

El silencio de la Autoridad Palestina sobre el asesinato del adolescente judío envía un mensaje claro al público palestino: está bien matar a un judío.

El silencio de Abbas, de hecho, alentó a muchos palestinos a expresar alegría por el ataque terrorista.

Tan pronto como se difundieron las noticias sobre el apuñalamiento fatal, los grupos terroristas palestinos parecían estar compitiendo entre sí por elogiar a los perpetradores. La Jihad Islámica, Hamas y varias facciones de la OLP, incluido el Frente Popular para la Liberación de Palestina y el Frente Democrático para la Liberación de Palestina, se apresuraron a emitir declaraciones «dando la bienvenida» a la «operación heroica». Los grupos también instaron a los palestinos a aumentar sus ataques terroristas contra soldados y colonos israelíes en Cisjordania.

En un intento por evitar que las fuerzas de seguridad israelíes pongan sus manos sobre los terroristas, las facciones y activistas palestinos hicieron un llamamiento a los palestinos que viven en el área donde se produjo el ataque terrorista para eliminar rápidamente las imágenes de las cámaras de seguridad instaladas en sus hogares y negocios.

En la Universidad Bir Zeit de Cisjordania, los estudiantes celebraron el asesinato entregando dulces y alabando a los terroristas.

Mientras tanto, muchos palestinos recurrieron a las redes sociales para celebrar el asesinato de Sorek en la retórica más directa.

Algunos palestinos compararon a la víctima con la «oveja de Eid al-Adha», el «Festival del Sacrificio» musulmán. La fiesta honra la voluntad de Abraham de sacrificar a su hijo como un acto de obediencia al mandato de Dios. Sin embargo, antes de que Abraham pudiera sacrificar a su hijo, Dios proporcionó un cordero para el sacrificio. En Twitter, los palestinos llamaron a Sorek la «oveja de Eid al-Adha» porque fue «asesinado» en la víspera de la fiesta musulmana.

Refiriéndose a la fiesta musulmana, que comienza el domingo, otro palestino comentó: «Aparentemente, los palestinos se han acostumbrado a hacer sus sacrificios ante Eid al-Adha».

Algunos palestinos incluso intercambiaron saludos por la fiesta al enterarse de la muerte de Sorek al afirmar que se trataba de un «Eid feliz».

Otros palestinos dijeron que estaban encantados de saber que el abuelo de Sorek, el sobreviviente del Holocausto, el rabino Benjamin Harling, también había sido asesinado por terroristas hace 19 años. «Bienaventuradas las manos de los combatientes de la resistencia palestina que mataron al soldado, cuyo abuelo fue asesinado en una operación en 2000», escribió otro palestino en Twitter.

Era difícil encontrar incluso un palestino que estuviera dispuesto a expresar su repulsión por el ataque terrorista. Pero esto tiene sentido. ¿Por qué debería cualquier palestino luchar contra el terrorismo cuando sus líderes callan o celebran alegremente el asesinato de un adolescente judío?

Este es el odio que se ha incrustado en los corazones y las mentes de los palestinos hacia Israel y los judíos. Cuando los palestinos corren para vincular la matanza palestina de un adolescente judío a una fiesta musulmana y la tradición de sacrificar ovejas, está claro que ha llegado el momento de que los palestinos se miren a sí mismos, y si, sin embargo, no están dispuestos a hacerlo , quizás la comunidad internacional podría finalmente traerles un espejo.

 

Este artículo fue publicado por The Gatestone Institute el 9 de agosto de 2019. Reproducido en Political Hispanic con autorización de dicha fuente. Traducido por Political Hispanic.
———————————————————–
Political Hispanic no se responsabiliza del contenido de los artículos de opinión, siendo cada autor responsable de sus propias creaciones.

Déjanos tu opinión

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here