Por Khaled Abu Toameh

Crédito de la imagen: por Omar Rashidi / PPO a través de Getty Images

Ha sido otro año trágico para los palestinos que viven en Siria, pero la comunidad internacional, incluidos los grupos de defensa a favor de los palestinos y los principales medios de comunicación en Occidente, parece haberse perdido la miseria.

Los últimos informes de Siria revelan que 82 palestinos han muerto como resultado de la brutal tortura en las prisiones administradas por el gobierno sirio en 2018. El informe afirma que un total de 556 palestinos han sido torturados hasta la muerte mientras estaban detenidos en varias prisiones sirias en el pasado. pocos años.

Según el Grupo de Acción para los Palestinos de Siria (AGPS), una organización de vigilancia de los derechos humanos que se estableció para monitorear la situación de los refugiados palestinos en la Siria devastada por la guerra, el número real de palestinos torturados hasta la muerte podría ser mayor. los que conocen; Las autoridades sirias no proporcionan ningún detalle sobre los detenidos. Además, AGPS señaló que las familias de las víctimas temen anunciar la muerte de sus hijos e hijas por temor a ser blanco de las autoridades sirias.

AGPS dice que, según su investigación, hay al menos 1.711 palestinos recluidos en cárceles sirias.

En septiembre de 2018, AGPS informó que Marwan Mustafa Judeh y su hermano, Muhieddin, habían muerto bajo tortura mientras estaban detenidos en Siria. Las dos personas, que son del campo de refugiados de Yarmuk, cerca de Damasco, fueron arrestadas por las autoridades sirias en 2013.

Otra víctima reciente de tortura fue Oday Sabri al-Hilu, de 22 años, arrestado por las autoridades sirias en 2104 mientras intentaba abandonar Yarmouk. La madre de Hilu es siria, mientras que su padre es originario de la Franja de Gaza. La familia ha estado viviendo en el campamento de Yarmuk durante varios años. La muerte de Al-Hilu se informó en septiembre de 2018.

También en septiembre de 2018, AGPS informó que Mohammed Dib Abu al-Ruz, un cantante y activista político palestino que había sido arrestado por las autoridades sirias en 2013, también había muerto como resultado de la tortura.

Un mes antes, se dijo que cuatro miembros del clan palestino Elayan también fueron torturados hasta la muerte mientras estaban detenidos en una prisión siria. Los cuatro hombres, que fueron arrestados por separado en 2013 y 2014, fueron identificados como Seif al-Din, 49, Mohammed, 47 y su hijo, Ezaddin, 25, y Ali, 32. Las familias de los hombres se enteraron de las muertes cuando fueron a Consulte con el Ministerio del Interior de Siria sobre el destino de sus hijos.

Durante el mismo mes, la familia de Issam Mustafa Shehadeh supo por otros palestinos que su hijo, que estaba recluido en una prisión siria, había muerto después de ser torturado por sus interrogadores sirios. Shehadeh era del campo de refugiados Dara’a en el sur de Siria.

La lista de nombres de las víctimas palestinas de tortura sigue y sigue. La difícil situación de los palestinos en Siria no es difícil de comprender. Lo que es difícil de entender es: ¿Dónde están los medios internacionales cuando se trata de que los palestinos son brutalmente maltratados?

Desde el inicio de la guerra civil en Siria hace ocho años, 3.911 palestinos han sido asesinados allí, según las últimas cifras proporcionadas por AGPS y otros grupos de derechos humanos palestinos.

Es posible que todos estos números no sean de interés para la comunidad internacional porque la difícil situación de los palestinos en Siria no está relacionada con Israel. Los palestinos que están siendo asesinados, torturados y desplazados en Siria reciben una cobertura cero en los principales medios de comunicación en Occidente. Las Naciones Unidas y otras agencias internacionales parecen estar totalmente incomodadas por lo que está sucediendo con los palestinos que viven no solo en Siria, sino también en otros países árabes.

Un palestino a quien los soldados israelíes dispararon durante una manifestación en Cisjordania o en la Franja de Gaza, por el contrario, atraerá la atención feroz de los medios internacionales. Muchos reporteros prefieren una historia en la que puedan señalar a Israel con el dedo acusador que a un gobierno o presidente árabe. Las historias que llegan a Israel se vuelven virales en las redes sociales y ganan el aprecio y elogio de sus autores. Una historia que critica a la Autoridad Palestina (AP), Hamas o la mayoría de los gobiernos árabes, sin embargo, será rechazada como “propaganda judía” y su autor etiquetó a un traidor, un colaborador o en la nómina del lobby judío o sionista.

Uno puede inventar excusas para la apatía de la comunidad internacional por las atrocidades que los palestinos enfrentan en Siria. Sin embargo, la indiferencia de los líderes palestinos ante el sufrimiento de su propio pueblo es más difícil de justificar. Es como si los líderes palestinos en Cisjordania y la Franja de Gaza vivieran en un planeta diferente, como si las personas que están siendo torturadas hasta la muerte y desplazadas y heridas en Siria no fueran palestinas en absoluto.

¿Por qué, sin embargo, debería importarle a los líderes palestinos cuando están ocupados peleando entre sí? ¿Cuándo fue la última vez que un líder palestino en Cisjordania o la Franja de Gaza abordó seriamente la tragedia de su pueblo en Siria? La Autoridad Palestina en Cisjordania no se preocupa por los palestinos que viven en Siria. Los líderes palestinos no parecen preocuparse por su gente en la Franja de Gaza. El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, impuso una serie de medidas punitivas contra el territorio costero que agravaron aún más la crisis económica en ese país. Estas medidas incluyen detener el pago de salarios a miles de empleados palestinos y familias necesitadas.

A los gobernantes de Hamas en la Franja de Gaza solo les importa mantenerse en el poder. Su principal objetivo es mantener un fuerte control sobre la Franja de Gaza y evitar que Abbas y su AP vuelvan allí. Los 3,911 palestinos que murieron en Siria en los últimos ocho años no fueron más para Hamas que una señal en el radar, si es eso.

Para Hamas, la vida se trata de luchar contra Abbas y su facción dominante de Fatah, y de poner a Israel de rodillas. Del mismo modo, Abbas vive para provocar el colapso de Hamas, a la vez que aísla y deslegitima a Israel en el ámbito internacional.

Mientras los palestinos eran asesinados y torturados en Siria, Abbas y Hamas estaban ocupados lanzándose insultos entre sí.

Quizás el calendario social de Abbas no le permita escuchar sobre el sufrimiento de su gente en Siria. A medida que surgían los informes sobre las víctimas palestinas, Abbas estaba en El Cairo socializando con famosos actores y actrices egipcios. Incluso encontró tiempo para visitar a una de ellas, Nadia Lutfi, en el hospital. Decenas de palestinos que están siendo tratados en el mismo hospital y en los hospitales cercanos en El Cairo hubieran estado felices de haber recibido su visita. ¿Donde estuvo el?

Abbas está castigando a Hamas y Hamas está amenazando a Abbas. Mientras tanto, los palestinos en Siria mueren a diario. ¿Abbas y Hamas alguna vez pronunciarán palabras críticas sobre el liderazgo sirio o cualquier otro árabe que maltrate y asesine a los palestinos? No es probable. Abbas y Hamas guardan silencio sobre el sufrimiento de su gente, mientras el mundo también bosteza.

 

Este artículo fue publicado por The Gatestone Institute el 9 de enero de 2019. Reproducido en Political Hispanic con autorización de dicha fuente. Traducido por Political Hispanic.
———————————————————–
Political Hispanic no se responsabiliza del contenido de los artículos de opinión, siendo cada autor responsable de sus propias creaciones.

Déjanos tu opinión

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here