La secretaria de estado de Oregón, Beverly Clarno, ha rechazado la propuesta con la que el grupo Oregonianos para la reforma de Inmigración (OFIR, en inglés) pretendía derogar la ley que permite a los indocumentados obtener licencias de conducir sin necesidad de acreditar residencia legal.

Los principales líderes de la campaña, Angela Roman y Mark Callahan, dijeron hoy en una comparecencia que la batalla «solo acaba de comenzar» y que «no se rendirán hasta que consigan eliminar la ley».

El plan, según contaron, es volver a presentar la petición de una forma simple que no pueda cuestionarse, por lo que han pedido a los oregonianos colaboración para reunir las 112.000 firmas necesarias antes de julio de 2020 para que la iniciativa sea validada y se incluya en la boleta de noviembre de 2020.

Clarno, republicana, argumentó que la redacción de la petición no incluye el «texto completo de la ley propuesta», como lo exige la Constitución de Oregón, sin ofrecer lo que denomina «un lenguaje específico» del cambio que proponen.

Pero Callahan ha rechazado esa explicación asegurando que «no tiene ningún sentido ya que lo que proponen es que se elimine una ley ya aprobada».

Déjanos tu opinión

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here