El expresidente estadounidense Barack Obama (2009-2017) criticó este sábado la respuesta a la pandemia del coronavirus al asegurar que ha dejado en evidencia que” la gente al mando” no “sabe lo que está haciendo”, en una ataque poco velado al Gobierno de su sucesor, Donald Trump.

“Más que nada, esta pandemia ha dejado en evidencia por completo y finalmente la idea de que la gente al mando sabe lo que está haciendo”, dijo Obama en una discurso virtual conjunto de graduación a varias universidades con alumnado tradicionalmente afroamericano en Estados Unidos.

“Muchos de ellos ni si quiera están simulando estar a cargo”, agregó sin mencionar en ningún momento al actual presidente.

Obama, que ha tratado de mantenerse al margen de la actualidad política con pocas apariciones públicas desde su salida de la Presidencia en 2017, ha elevado recientemente su perfil de cara a la proximidad de las elecciones presidenciales de noviembre y calificó la pasada semana la respuesta de la Casa Blanca a la pandemia como un “desastre caótico”.

Por su parte, Trump insinuó este jueves que su predecesor tiene la culpa de que EE.UU. no dispusiera de suficientes mascarillas y ventiladores al comienzo de la pandemia del coronavirus.

En esos comicios, previstos para comienzos de noviembre, el aspirante demócrata, Joe Biden, buscará derrotar al actual presidente republicano, quien tratará de lograr su segundo mandato.

Este sábado, el primer presidente afroamericano en la historia de EE.UU., indicó que la crisis del coronavirus ha recalcado “las desigualdades subyacentes y las cargas adicionales con las que históricamente las comunidades negras han tenido que tratar en este país”.

“Lo vemos en desproporcionado impacto del COVID-19 en nuestras comunidades, así como cuando un hombre negro se va a correr, y otros sienten que le pueden parar y cuestionar y disparar si no se pliega a su interrogatorio”, sostuvo.

Obama se refería al asesinato de Ahamaud Arbery, un joven deportista negro asesinado el pasado febrero al ser supuestamente confundido con un ladrón en Georgia, incidente que ha despertado indignación en el país por sus implicaciones racistas.

“Estas injusticias no son nuevas. Lo que es nuevo es que una gran parte de su generación se ha despertado al hecho de que es necesario arreglar el status quo necesita arreglos, que las viejas maneras de hacer las cosas no funcionan, que no importa cuánto dinero ganes si todo el mundo a tu alrededor está hambriento y enfermo”, dijo.

Estados Unidos, el foco actual de la pandemia, alcanzó este sábado la cifra de 1.463.350 casos confirmados de COVID-19 y la de 88.447 fallecidos, de acuerdo al recuento independiente de la Universidad Johns Hopkins.

Déjanos tu opinión