El estado de Nueva York anunció este martes que la región de Capital Region, donde se encuentra la ciudad de Albany, comenzará mañana la fase uno de la reapertura económica en la que, con esta adhesión, ya se encuentran abiertas todas las áreas excepto la zona metropolitana y sus dos regiones limítrofes, Long Island y Mid Hudson.

En su conferencia diaria para actualizar las estadísticas, el gobernador Andrew Cuomo detalló que el número de muertes por COVID-19 del lunes fueron 105, frente a las 106 del domingo y avanzó que los nuevos contagios contabilizados para ese día ascienden a 335, menos que los 373 que se registraron el domingo y en niveles similares a los del 20 de marzo, antes del pico de la pandemia.

Asimismo, en el estado de Nueva York, epicentro mundial de la pandemia con 28.339 fallecidos, también descendieron las hospitalizaciones y las intubaciones, en este caso con cifras parecidas a las del 16 de marzo.

REAPERTURAS Y PROYECTO PILOTO PARA VISITAS A HOSPITALES

Tras conseguir el último requisito que les faltaba, relativo al reclutamiento de personal para rastrear los contactos de personas que dan positivo por coronavirus, Capital Region podrá comenzar su vuelta progresiva a la normalidad en ciertas actividades económicas.

Además, el condado de Nassau podrá retomar su actividad previa y comenzar a practicar ciertos tratamientos y cirugías en su sistema hospitalario, cuya infraestructura ya no es necesaria para la contención del virus.

Asimismo, Cuomo anunció el inicio de un proyecto piloto para implementar durante dos semanas un programa inicial en 16 hospitales, 9 de los cuales estarán en la ciudad de Nueva York, para permitir visitas familiares en hospitales.

Estas visitas, explicó, tendrán un tiempo limitado y, antes de la entrada, se proveerá de equipos de protección individual a los visitantes y se les tomará la temperatura.

Por otro lado, el gobernador volvió a insistir en la vuelta a la actividad de deportes mayoritarios como el baloncesto, el fútbol americano, el béisbol o el hockey, y pidió a las franquicias que empiecen a planear su vuelta a los estadios sin público. “El estado trabajará de la mano con ellos”, expresó Cuomo, y aseveró que les ayudarían a retransmitir sus partidos por televisión para compensar la falta de espectadores.

MEMORIAL DAY Y PETICIÓN A TRUMP

Con motivo del Memorial Day, festividad destinada a la conmemoración de las personas caídas en servicio, el estado permitirá ceremonias pequeñas con hasta 10 personas, aunque Cuomo matizó que las autoridades locales podrían no permitirlas si lo consideran un riesgo, dependiendo de la realidad de cada condado.

También se retomarán los desfiles con vehículos para honrar y reconocer a los veteranos de guerra “de forma segura”.

Cuomo pidió al Gobierno federal que preside Donald Trump que sea “tan inteligente como la gente que lo ha elegido” para poner en marcha programas de liquidez para las empresas, a las que dijo que había que “controlar”.

“Aprendimos a las malas en 2008 lo que supuso dar sin control millones de dólares públicos a las empresas y bancos para estabilizar la economía tras el escándalo de las hipotecas”, recordó Cuomo. “¿Y qué hicieron? Los mismos que crearon el escándalo y a los que salvaron los contribuyentes se repartieron primas e hicieron fiestas”, se quejó el gobernador, que teme que esta vez ocurra “algo parecido”.

Por ello, pidió que, si el Gobierno rescata a empresas, que las compañías contraten al mismo número de trabajadores con los que contaban antes de la crisis sanitaria. “Washington fue muy rápido rescatando a negocios y empresas para mantener la economía a flote. Eso está bien. ¿Pero a quiénes no han financiado? A administraciones estatales y locales”, apostilló.

Pidió además al Gobierno federal que la vacuna, independientemente de la empresa privada que la patente, esté disponible para todas las personas “y no solo para los ricos”.

“Esto es un asunto de salud pública, una amenaza para la seguridad nacional y no debe depender de una empresa”, defendió el dirigente, que demandó a la empresa que encuentre la fórmula que la comparta con todas las farmacéuticas del mundo para garantizar que la pandemia sea frenada.

LA CIUDAD MANTIENE APERTURA EN JUNIO

Por su parte, el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, volvió a ofrecer este martes datos mixtos sobre los indicadores de COVID-19 en la ciudad, con repuntes en el número de nuevas hospitalizaciones y los ingresados en cuidados intensivos, pero mantuvo su previsión de relajar las restricciones en la primera mitad de junio.

De Blasio destacó que esta es la última semana del curso escolar y presentó un programa educativo de verano para los niños y adolescentes que no han progresado lo suficiente académicamente para pasar de curso, una cifra que en el caso de los pequeños en los grados 3 a 8, ha aumentado considerablemente hasta de unos 15.000 alumnos el año pasado a casi 70.000.

Déjanos tu opinión