El Gobierno mexicano negó este viernes que vaya a cerrarse la frontera con Estados Unidos para evitar la propagación del coronavirus, por lo que se mantendrá el intercambio entre ambos países y solo se restringirán viajes no esenciales.

“No se cierra”, aseveró Marcelo Ebrard, secretario mexicano de Relaciones Exteriores, durante la conferencia matutina desde Palacio Nacional.

El canciller explicó que tras dos días de negociaciones entre Washington y México -especialmente con el secretario de Estado Mike Pompeo- se acordó un catálogo de actividades esenciales para mantener el flujo económico en la frontera, en la que a diario transitan 1 millón de personas y se intercambian bienes y servicios por un valor de 1.700 millones de dólares.

Este acuerdo ocurre pese a que, el 29 de febrero, el presidente Donald Trump sugirió cerrar la frontera con México, una restricción que se concretó esta semana con Canadá.

El canciller mexicano también descartó que exista un acuerdo de restricción aérea con Washington por el coronavirus, que ha dejado 164 contagios y un muerto en México, según el último reporte del Gobierno federal.

“Todas las actividades, en primer lugar, de comercio, transporte de mercancías, movimientos logísticos que tienen que ver con la actividad comercial no tienen afectación”, indicó Ebrard, al agregar que esto incluye a trabajadores con autorización y a los servicios médicos y de emergencia.

Entre los acuerdos de restricciones, detalló el secretario, están el exhortar a la población a que se abstenga de realizar viajes no esenciales y la coordinación de la atención sanitaria, pues recordó que hay más casos de COVID-19 en ciudades como El Paso (Texas) que en Ciudad Juárez, en el estado mexicano de Chihuahua.

“Prácticamente lo que estamos solicitando es que las personas que no tengan un objetivo de trabajo, de comercio o esencial, por razones médicas o de otra naturaleza, pues que pospongan sus visitas a Estados Unidos”, manifestó Ebrard.

El funcionario también urgió a “acelerar el paso” para que entre en vigor en junio el nuevo Tratado comercial de México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), que ya está ratificado en los congresos de los tres países, para reactivar la economía una vez que pase la emergencia.

PRESUME DE PREPARACIÓN
En la rueda de prensa, el presidente Andrés Manuel López Obrador, presumió que su gobierno desarrolló su estrategia para la mitigación del coronavirus desde hace tres meses, “antes que otros gobiernos del mundo”, al informar sobre la reunión de este jueves del Consejo de Salubridad General.

Este es un órgano colegiado que depende del presidente y tiene el carácter de autoridad sanitaria.

“Estamos preparados, tenemos recursos, todo el dinero que se necesite y lo más importante, hay organización”, aseveró.

López Obrador aseveró que su administración prepara el Plan DN-III, un programa de emergencia que en México contempla la participación de las Fuerzas Armadas, y un Plan Marina.

Pese las recomendaciones de distanciamiento social, el presidente anunció que irá este fin de semana a Tlaxiaco y Guelatao, en Oaxaca, donde celebrará el natalicio del histórico presidente Benito Juárez.

Déjanos tu opinión