Los votantes latinos, que se volcaron en un 70 % por Joe Biden y Kamala Harris, y fueron decisivos en por lo menos numerosos estados clave en la reciente elección presidencial, hicieron su parte y ahora reclaman los cambios prometidos por el presidente electo demócrata.

“Los votantes de color hicieron la diferencia”, declaró este jueves en una teleconferencia Gary Segura, de Latino Decisions, al analizar las encuestas realizadas entre los votantes el pasado 3 de noviembre.

Dijo que además de recibir el apoyo de 70 % del electorado hispano, la fórmula Biden-Harris fue votada por un 89 % de afroamericanos y 41 % de blancos.

Segura sostuvo que los estados donde el voto latino fue esencial para desalojar de la Casa Blanca a Donald Trump y avanzar en la composición del Congreso fueron Arizona, Colorado, Florida, Michigan, Nuevo México, Nevada, Wisconsin, Pensilvania y Georgia.

El triunfo de Biden-Harris en Arizona, que permitió por primera vez desde 1996 volcar el estado hacia los demócratas, fue logrado con 75 % de votos latinos en el condado de Maricopa, 80 % en Pima y 74 % en Yuma.

Según informó Segura, en Pensilvania, cuyos 20 votos electorales fueron decisivos al momento de declarar ganador a Biden, hubo casi 290.000 votantes hispanos. De ellos, 200.100 lo hicieron por Biden y 84.000 por Trump, con una contribución neta de 116.100 en favor de la fórmula demócrata.

También destacó el peso de 185.000 votantes latinos en Georgia, otro de los estados donde hubo una lucha reñida y fue declarado ganador Biden.

Además, dijo que en Wisconsin el sufragio hispano excedió lo esperado por los activistas que hicieron campaña y lograron revertir la tendencia que en 2016 le dio la victoria a Trump sobre Hillary Clinton por muy escaso margen.

“Los nuevos americanos colaboraron con esta enorme victoria, y ahora esperan que el futuro gobierno construya un futuro donde todos sean tratados con la dignidad y el respeto que se merecen”, declaró por su parte Nicole Melaka, directora ejecutiva de National Partnership for New Americans (NPNA).

Melaka dijo que el presidente electo Biden se comprometió a revertir de inmediato las políticas migratorias implementadas por Trump, mediante órdenes ejecutivas que permitirían el mantenimiento del programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), y un incremento de la cantidad de refugiados que se admiten anualmente.

Su organización y otros grupos que abogan por los derechos de los inmigrantes también esperan que la próxima administración envíe al Congreso en sus primeros 100 días un paquete de reforma migratoria, y apruebe medidas administrativas con otros cambios que “reviertan los daños de los últimos cuatro años” porovocados por Trump.

Déjanos tu opinión