Una gran parte de los miembros que conforman la Reserva Federal (Fed) habrían considerado suficientes los tres recortes de tipos de interés consecutivos llevados a cabo, ya que las incertidumbre económicas de nivel global se habrían relajado.

“Las incertidumbre asociadas con las tensiones comerciales así como los riesgos geopolíticos se han relajado algo, aunque siguen siendo elevadas”, señalaron los gobernadores regionales de la Fed en las actas de su última reunión de final de octubre, divulgadas hoy.

El documento subrayó la “resistencia” de la economía y que “las perspectivas generales son vistas como positivas”.

Después de tres recortes consecutivos, los tipos de interés de referencia se encuentran actualmente entre el 1,5 % y el 1,75 %, y la “mayoría” de los miembros del banco central consideraron que no se necesitan otros ajustes en el precio del dinero.

El presidente, Donald Trump, dio este lunes tregua a varios meses de críticas al jefe de la Reserva Federal (Fed), Jerome Powell, al señalar que mantuvieron una reunión “cordial”.

Los insultos a Powell, al que Trump ha llamado entre otras cosas “enemigo” de Estados Unidos y le ha acusado de “no tener ni idea” de política monetaria, han generado incomodidad en los mercados financieros, dado que la independencia de los bancos centrales se considera uno de los elementos claves de la ortodoxia económica.

“Acabo de terminar una reunión muy buena y cordial en la Casa Blanca con Jay Powell de la Reserva Federal”, informó Trump en su cuenta de Twitter.

“Hablamos de todo, incluidos los tipos de interés, los de interés negativos, bajar la inflación, (la política monetaria) expansiva, la fuerza del dólar y su efecto en las manufacturas, el comercio con China, la UE y otros, etcétera”, añadió.

Por su parte, Powell destacó que tanto él como los otros miembros del Comité de Mercado Abierto de la Fed “dictarán una política monetaria que apoye un empleo máximo y precios estables” y “tomarán esas decisiones basándose solamente en análisis cuidadosos, objetivos y no políticos”.

Trump ha insistido, no obstante, en que es necesario rebajar aún más los tipos, y ha acusado a la Fed de suponer un obstáculo a la expansión económica.

La próxima reunión del banco central está prevista para el 10 y 11 de diciembre, en la que no se prevé que se mantengan sin cambios el precio del dinero.

Déjanos tu opinión