La periodista y escritora E. Jean Carroll, que el pasado junio denunció haber sido violada hace dos décadas por el actual presidente de Estados Unidos, Donald Trump, presentó este lunes una demanda contra él en Nueva York alegando que ha dañado su reputación y su carrera por haber negado la acusación.

Carroll, responsable durante 26 años de la columna «Ask E. Jean» de la revista «Elle» y que entonces tenía un programa de televisión, expone en su último libro que en junio de 1995 Trump, un exitoso empresario inmobiliario, la violó en el probador de unos grandes almacenes en Manhattan, a donde había ido de compras con una amiga.

Tras esa denuncia, Trump aseguró que Carroll estaba mintiendo, que no la conocía -a pesar de una foto de ambos juntos en el libro-, dijo que ella no era «su tipo» y que solo pretendía llamar la atención para vender su nuevo libro.

También sugirió que Carroll estaba conspirando con el Partido Demócrata para hacerle daño políticamente.

La demanda señala que los comentarios que ha hecho el presidente «dañaron la reputación con la que (Carroll) se gana la vida y atrae a los lectores», señala The New York Times.

La escritora argumenta además en su demanda, presentada en un corte del estado, que los lectores ya no querían escribir a una mujer a la que el presidente ha llamado mentirosa.

Asegura además que su columna ha recibido un 50 por ciento menos de cartas desde entonces, agrega el Times.

«Cuando se publicó el relato de Carroll de lo que le había pasado, Donald Trump no sólo negó la violación, sino que negó haberla conocido o saber quién era», ha señalado la abogada de la escritora, Robbie Kaplan.

«Pero Trump sabía que sus (propias) declaraciones eran falsas y difamatorias, él sabía quién era Carroll aquel día en (la tienda) Bergdorf Goodman y él sabe quién es ella ahora», señaló además Kaaplan.

Carroll cuenta, de acuerdo al extracto del libro, que se encontró con Trump en los grandes almacenes y que él le dijo «Ey, ¡tú eres esa señora de los consejos!», a lo que ella respondió: «Ey, ¡tú eres el magnate inmobiliario!».

Tras una breve charla, el ahora mandatario estadounidense le pidió «ayuda» para comprar un regalo a una «chica», ella accedió, y comenzaron una ruta por los grandes almacenes, buscando entre bolsos, sombreros, pieles y lencería.

La mujer relata cómo Donald Trump iba haciendo comentarios presumiendo de su riqueza y de que se planteó comprar esos almacenes, y que incluso la llamó vieja cuando dijo que tenía 52 años -aproximadamente la misma edad que él-.

Al llegar a la sección de lencería, Donald Trump la instó a probarse una de las piezas, ante lo que ambos juguetearon y ella le pidió que fuera él quien se pusiera la prenda.

Cuando se cerró la puerta del probador, el multimillonario «me embistió, me empujó contra la pared, golpeándome la cabeza muy fuerte, y puso su boca sobre mis labios», de acuerdo con el relato de la mujer, que alega que después la violó.

Tras el presunto incidente con Trump, Carroll habló con su amiga pero no acudió a la Policía.

Días más tarde, contó del incidente a otra amiga, quien le aconsejó que se quedara callada.
La Casa Blanca ha reaccionado de inmediato a la demanda: «Permítanme aclarar esto: ¿La Sra. Carroll está demandando al presidente por defenderse de acusaciones falsas?», señaló en un comunicado la portavoz de prensa, Stephanie Grisham.

«Supongo que desde que el libro salió no ganó ningún dinero, está tratando de que le paguen de otra manera», agregó Grisham, quien también negó que el incidente haya ocurrido.

«La demanda es frívola y la historia es un fraude, al igual que el autor», sostuvo la portavoz de prensa.

Déjanos tu opinión

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here