Veinte años atrás el presidente estadounidense Bill Clinton firmó el Tratado de Libre Comercio de América del Norte entre Estados Unidos, Canadá y México. Hoy, impulsados ​​por el presidente Donald Trump, los negociadores de los tres países comenzarán las conversaciones para renovar el tratado con la idea de mejorar los puntos que necesitan modernizarse y adaptarse a los tiempos que corren.

Durante su campaña presidencial, Trump rechazó el acuerdo que entró en vigor en 1994, y lo relacionó como símbolo de todo lo que está mal con la globalización. Desde entonces ha atenuado su crítica del TLCAN y los objetivos declarados por su administración para la renegociación fueron más suaves de lo esperado. Pero sabido es que el presidente Trump es difícil predecir, como también es difícil predecir que tan agresivamente promoverá su agenda conocida como «America First» (América Primero).

Los tres países están a favor de un rápido cambio para evitar afectar las elecciones presidenciales en México el próximo año. Pero las posiciones propias de Canadá y México en el TLCAN sugieren que van a empujar con fuerza algunos de los temas de la agenda de Estados Unidos. Todo esto podría tomar mucho más tiempo de lo previsto.

Éstos son algunos de los objetivos oficiales de cada país:

 

La Meta EE.UU. Canadá México
Mantener el libre comercio X X X
Reducir el déficit comercial X
Aumentar el acceso a los viajeros de negocios X X
Abolir el mecanismo de solución de controversias X
Mejorar las normas laborales y ambientales X X X
Mejorar la mecánica del comercio X X X
Ajustar las normas de origen sobre las exportaciones X
Evitar la manipulación de divisas X
Promover a las pequeñas y medianas empresas X X
Incluir los derechos de género X X

 

Déjanos tu opinión

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here