Jerry West, legendario jugador de Los Angeles Lakers, recibió este jueves el mayor honor que puede otorgarse a un civil en Estados Unidos de manos del presidente estadounidense, Donald Trump, y elogió los tuits diarios del mandatario.

«Hemos leído en nuestro teléfono los tuits instantáneos del presidente Trump. Bastante buenos, por cierto», dijo West al recibir la Medalla de la Libertad de EE.UU. en el Despacho Oval.

West, de 81 años, fue 14 veces All-Star de la NBA durante su carrera como jugador con Los Angeles Lakers y después entrenó al equipo durante tres temporadas a finales de la década de 1970, antes de convertirse en uno de los directivos más exitosos de la formación.

Trump había anunciado durante el cumpleaños de West en mayo que le dedicaría ese prestigioso homenaje, que también han recibido otras estrellas del baloncesto como Michael Jordan o Kareem Abdul-Jabbar.

«Les juro que mi nombre va a parecer un error en esta lista» de homenajeados, bromeó West durante la ceremonia.

El exbase de los Lakers recordó sus orígenes humildes en el estado de Virginia Occidental, donde creció como «un soñador» a pesar de que su familia «no tenía mucho» dinero.

«Pero teníamos una vista clara de los montes Apalaches. Los veía desde nuestro porche y me preguntaba si algún día llegaría a la cima de esa montaña, si vería el otro lado. Bien, pues sí llegué al otro lado. Mis sueños se han cumplido», afirmó West.

Trump aprovechó para recordar que ganó en el estado de Virginia Occidental «por 43 puntos» en las elecciones presidenciales de 2016, y describió a West como una «leyenda» de la NBA, que después «creó una máquina imparable» cuando se convirtió en directivo de los Lakers y fichó a estrellas como Kobe Bryant y Shaquille O’Neal.

Déjanos tu opinión

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here