El Servicio de Inmigración y Ciudadanía reabrió este jueves muchas de sus oficinas después de que hayan estado cerradas por semanas debido a la pandemia del coronavirus.

“Hoy reabrimos muchas de nuestras oficinas al público”, señaló la agencia en un mensaje en su cuenta Twitter. “Seguimos las normas del Centro de Prevención y Control de Enfermedades (CDC, en inglés) para proteger a nuestro personal y al público”.

“Si usted se siente enfermo, no venga a nuestras oficinas”, añadió el mensaje. “Siga las instrucciones dadas en su notificación de cita y reprograme (la cita) cuando esté saludable”.

USCIS, que procesa las solicitudes de asilo y las de ciudadanía, detalló que, a medida que comience a reabrir los servicios, las oficinas reducirán el número de citas y entrevistas para garantizar el distanciamiento social, dar tiempo a las tareas de limpieza y reducir la ocupación de la sala de espera.

Con respecto a las solicitudes de asilo, el USCIS detalló que se reprogramarán “automáticamente las entrevistas” que fueron canceladas y que los solicitantes recibirán un aviso con la nueva hora, fecha y lugar.

Las entrevistas se podrán llevar a cabo a través de video, con los solicitantes en una habitación y el funcionario a cargo en otra, a fin de cumplir las directrices de distanciamiento social.

El comunicado emitido por la agencia la semana pasada, cuando anunció la reapertura, no hizo referencia a las audiencias para solicitantes de asilo bajo el programa conocido como “Permanezcan en México”, cuyas audiencias fueron postergadas el pasado 24 de marzo hasta el 22 de abril, plazo que amplió luego hasta el 1 de junio.

En el caso de quienes aguardan por su ciudadanía, el USCIS informó que enviará los avisos para las ceremonias, aunque anticipó que estas “pueden ser más cortas para limitar la exposición a los asistentes”.

A las ceremonias, bajo “formato abreviado”, solo se permitirá que asista el candidato a la naturalización y las personas que brindan asistencia a quienes tengan alguna discapacidad.

Entre las medidas que se seguirán en las oficinas destacan el uso de desinfectante para las manos en los puntos de entrada, la exigencia del uso de cobertor facial que podrá retirarse brevemente mientras se confirma la identidad de la persona o se le toma una fotografía, así como la instalación de marcas y barreras físicas para mantener el distanciamiento social.
Cada año desde 2009, el USCIS completa el trámite de ciudadanía de entre 620.000 y 780.000 personas.

Déjanos tu opinión