Por Julio González

Crédito de imagen: Center of American Progress

 

A medida que los demócratas avanzan en el proceso de juicio político, los hispanos de Florida están dejando claro que no los apoyan, y a medida que el proceso avanza, sólo llevará a más votantes hispanos a los brazos del presidente.

Desde que Donald Trump descendió de la escalera mecánica de la Torre Trump para declarar su candidatura en 2015, los políticos demócratas y los expertos liberales han impulsado incesantemente la falsa narración de que sus principios de America First son de alguna manera antihispanos.

Eso no impidió que el presidente Trump obtuviera un saludable 35 por ciento de los votos hispanos en Florida en la elección presidencial de 2016, y su atractivo a este bloque de votación crucial sólo ha aumentado en los últimos tres años.

En todo el país, el apoyo del presidente entre los hispanoamericanos alcanzó recientemente la marca del 50 por ciento, lo que creó la perspectiva muy real de que no sólo ampliará su margen de victoria en estados en guerra como Florida, sino que posiblemente incluso volteará uno o más estados tradicionalmente azules.

En Florida, la falsa «investigación de destitución» que los demócratas están llevando a cabo a puertas cerradas parece probable que aumente el apoyo de los hispanoamericanos al presidente Trump. Encuestas recientes realizadas por la Universidad del Norte de Florida muestran que una mayoría absoluta de los floridanos hispanos – 51 por ciento – se oponen a la investigación del juicio político, con un sorprendente 40 por ciento diciendo que se oponen «fuertemente» a la investigación.

Esos resultados deben ser profundamente preocupantes para los demócratas, que son muy conscientes de que la destitución es su única oportunidad de derrotar al presidente Trump.

Los hispanoamericanos se están uniendo en torno al presidente porque apoyamos su historial de logros. Mientras los demócratas tratan de distraer al pueblo estadounidense con engaños de destitución fabricados, el presidente Trump está supervisando una economía fuerte y creciente marcada por la creación generalizada de empleo y el rápido aumento de los salarios, condiciones que están mejorando directamente la vida de los hispanos en Florida y en todo el país.

Bajo el liderazgo de este presidente, la tasa de desempleo hispano ha alcanzado mínimos históricos en múltiples ocasiones, la más reciente de las cuales ha descendido a sólo el 3,9 por ciento. El ingreso medio de los hispanos está en un nivel récord después de eclipsar los $50,000 por primera vez en el 2017, y los empresarios hispanos están abriendo nuevos negocios a un ritmo vertiginoso. Un análisis reciente incluso clasificó a Florida entre los cinco primeros estados del país en cuanto a solicitudes de préstamos para pequeñas empresas latinas, lo cual es una gran noticia para la economía del estado y para la comunidad hispanoamericana.

Nos preocupan las oportunidades que el presidente Trump ha brindado a todos los estadounidenses, no la política de reclamos raciales impulsada por la izquierda, y ciertamente no la caza de brujas partidista que llevan a cabo los demócratas del Congreso. Es por eso que el apoyo del presidente entre los hispanoamericanos ha crecido a medida que ha demostrado su capacidad de ofrecer resultados positivos.

Si los demócratas piensan que su circo de impugnación revertirá la oleada de apoyo hispano al presidente Trump, están muy equivocados. Esta acrobacia políticamente motivada sólo está alienando aún más a los votantes hispanos que ya estaban desertando en masa al campo del presidente.

 

———————————————————–
Political Hispanic no se responsabiliza del contenido de los artículos de opinión, siendo cada autor responsable de sus propias creaciones. Traducido por Political Hispanic.

Déjanos tu opinión

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here