El Gobierno ha prohibido la entrada en su territorio del diputado de Honduras Óscar Ramón Nájera por corrupción “significativa” relacionada con la banda hondureña de narcotraficantes Los Cachiros, informó el secretario de Estado, Mike Pompeo, en un comunicado.

El titular de Exteriores aseguró que Nájera se benefició de corrupción vinculada con Los Cachiros, una organización que en mayo de 2013 fue identificada por Washington como “un grupo extranjero importante de tráfico de narcóticos”.

De acuerdo a la ley estadounidense, que permite castigar a funcionarios y sus familiares directos, Pompeó también designó al hijo de Nájera, Óscar Roberto Nájera López, al que también le estará vetada la entrada en el país.

“La acción de hoy manda una señal fuerte de que EE.UU. permanece junto a Honduras en la lucha contra la corrupción”, dijo Pompeo.

Agregó que “el Departamento (de Estado) continuará usando estas atribuciones para promover la rendición de cuentas para los individuos corruptos en esta región y en todo el mundo, especialmente cuando esa corrupción esté conectada con el tráfico de drogas”.

Nájera, de 69 años de edad, es un diputado del Partido Nacional de Honduras que representa el departamento de Colón en el Congreso Nacional del país centroamericano.

En agosto los congresistas Eliot Engel (demócrata) e Ileana Ros-Lehtinen (republicana) solicitaron al Gobierno del presidente Donald Trump que incluyera a un grupo de centroamericanos, entre los que figuraba Nájera, en la llamada lista Magnitsky para que fueran sancionados por violaciones a los derechos humanos.

“A medida que Estados Unidos continúa apoyando los esfuerzos en la región del Triángulo Norte de Centroamérica para luchar contra la corrupción y el crimen organizado le pedimos que determine si estas personas cumplen con los criterios para rendir cuentas”, apuntaron los congresistas en una carta.

Déjanos tu opinión