El gobierno del presidente Donald Trump expresó hoy su “profunda preocupación” por el fallo del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) sobre la necesidad de identificación de los productos que procedan de asentamientos israelíes en los territorios ocupados desde 1967.

La decisión del tribunal, anunciada el martes, afecta a los productos israelíes de Cisjordania, Jerusalén Este, la Franja de Gaza y los Altos del Golán, no tiene recurso de apelación y avala la decisión de Francia para introducir esa exigencia de etiquetado.

La Organización Judía Europea y la empresa Psagot, que explota viñedos en los territorios ocupados, habían recurrido a la justicia de Francia en 2016.

“Las circunstancias en torno al requisito de etiquetado en los hechos específicos presentados al TJUE indican una parcialidad anti israelí”, indicó hoy Morgan Ortagus, portavoz del Departamento de Estado, en una declaración.

“Este requisito sirve solamente para alentar, facilitar y promover boicots, retiro de inversiones y sanciones contra Israel”, añadió. “Estados Unidos se opone de manera inequívoca a cualquier esfuerzo con esos propósitos, o a cualquier otra presión económica para aislar o deslegitimizar a Israel”.

“La senda para la resolución del conflicto entre Israel y los palestinos pasa por las negociaciones directas”, señaló Ortagus. “Estados Unidos se mantiene junto a Israel contra los esfuerzos para presionarlo económicamente, aislarlo o deslegitimizarlo”.

El TJUE consideró que las normas comunitarias europeas en materia de etiquetado alimentario obligan a indicar si un producto procede de uno de estos territorios ocupados y, en caso de que provenga de uno de los asentamientos israelíes en los mismos, a especificarlo.

El dictamen de la corte de Luxemburgo confirmó también la interpretación que había hecho la Comisión Europea en 2015 de las normas sobre el etiquetado alimentario en relación con los territorios ocupados por Israel.

La UE y sus Estados miembros no reconocen la soberanía israelí en Cisjordania -incluida Jerusalén Este-, la Franja de Gaza y los Altos del Golán, que este país ocupa desde el fin de la guerra de los Seis Días de 1967, y considera ilegales los asentamientos israelíes en esos territorios.

Déjanos tu opinión