Gavin Newsom, gobernador de California, se enfrenta desde hoy a dos peticiones de destitución luego de que el lunes fuera aprobada por la Secretaría Estatal la segunda solicitud ingresada con ese fin, y cuando aun ni llega al primer año de mandato.

Presentada por el médico de La Jolla y quien fuera candidato al Congreso James Veltmeyer, la petición de destitución tiene plazo hasta el 5 de marzo de 2020 para presentar 1,5 millones de firmas de apoyo hechas por votantes registrados en California.

La nueva campaña se suma a los esfuerzos de la primera iniciativa lanzada por Erin Cruz, autora y conferencista de Palm Springs, candidata al Congreso en 2020 y quien recibió la aprobación estatal el pasado 7 de septiembre.

“Esperamos mandarle una carta de amor a Gavin Newsom el día de San Valentín”, dijo en un mensaje enviado a Efe Cruz, al explicar que su iniciativa cuenta hasta el 13 de febrero -víspera de la celebración de Amor y Amistad- para recoger el millón y medio de firmas válidas que permita que vaya a votación.

Cruz asegura que ya tienen “decenas de miles” de solicitudes firmadas pidiendo la destitución del gobernador, que cumplen con las exigencias de la Secretaría de California.

“Teniendo en cuenta que California tiene 20 millones de votantes registrados creo que es posible que las dos campañas trabajen independientes y no se estorben una a otra”, dijo a Efe Jorge Campos, analista político y profesor universitario del condado de Los Ángeles.

“Lo que sí llama la atención es que sin haber cumplido nueve meses de funciones, el gobernador Newsom tenga ya dos campañas de destitución en su contra”, agregó.

Aunque las dos iniciativas están lideradas por republicanos y Newsom se ha caracterizado por ser figura central en su oposición al presidente Donald Trump, también ha generado críticas en sectores liberales, anotó el analista político.

Así, su respaldo a una ley que limita sustancialmente las excepciones para evitar las vacunas en los menores de edad le ha creado un enfrentamiento con el movimiento antivacunas, en su mayoría votantes jóvenes y liberales.

De igual forma, la moratoria impuesta por Newsom a la pena de muerte ha generado críticas de familiares y personas afectadas por los criminales condenados que -al margen de afiliaciones partidistas- esperan que se haga justicia con la ejecución de las condenas ya establecidas.

California cuenta con más de 25 millones de votantes de los cuales cerca de 20 millones están registrados. De ese total, el 43,1% es demócrata, el 23.6% es republicano, el 5.1% se registra en otros partidos y el 28.3% no registra partido de preferencia, según datos de febrero de este año presentados por la Secretaría Estatal.

Déjanos tu opinión