El director de FBI, Christopher Wray, negó hoy que su agencia haya espiado ilegalmente a miembros del equipo electoral del presidentes, Donald Trump, a los que dio seguimiento durante la campaña para las elecciones de 2016.

Preguntado en una comparecencia ante el Subcomité de Apropiaciones del Senado por el supuesto espionaje del FBI, Wray señaló: «Bueno, no es el término que yo emplearía».

De esta manera, Wray contestaba a una cuestión sobre las declaraciones del pasado mes de abril del fiscal general, William Barr, quien aseguró que hubo espionaje contra integrantes de la campaña de Trump durante las pesquisas de la llamada trama rusa.

«Por la misma razón que estamos preocupados por la influencia extranjera en las elecciones… Creo que espiar una campaña política es un gran problema, es un gran problema», dijo Barr ante ese mismo comité el pasado 10 de abril.

Poco después el secretario de Justicia aclaraba que no había querido decir que se llevó a cabo «una vigilancia inapropiada» a gente de la campaña de Trump, sino que trataba de averiguar si lo había sido.

Wray subrayó hoy que toda investigación del FBI se hace de acuerdo a la ley. «Para mí -agregó-, la cuestión clave es asegurarse de que se hace de acuerdo al libro, coherente con nuestras autoridades legales».

Los legisladores manifestaron este martes al director del FBI su inquietud por el empleo del término espionaje por parte de Barr, ya que a su juicio es una palabra con una connotación penal.

Según el diario The Hill, en la actualidad la oficina del Inspector General del Departamento de Justicia está revisando si el FBI siguió los procedimientos adecuados para vigilar al exasesor de Trump Carter Page.

Esa vigilancia se produjo dentro de las investigaciones de la trama rusa, que dirigió el fiscal especial Robert Mueller, sobre los presuntos vínculos entre el equipo electoral del presidente y Rusia en la campaña para los comicios de 2016.

El informe final de Mueller, del que el Departamento de Justicia publicó una versión censurada con numerosas tachaduras en abril, establece que no hay pruebas de una conspiración entre el entorno de Trump y Moscú para influir en las elecciones, pero arroja dudas sobre una posible obstrucción a la Justicia por parte del mandatario.

Durante su comparecencia, Wray fue interrogado sobre si agentes del FBI espiaron la campaña de Trump.

«Quiero ser cuidadoso en mi respuesta a esa pregunta porque hay una investigación del Inspector General en marcha. Tengo mi propia opinión sobre la información limitada que he visto hasta ahora pero no creo que sería bueno o apropiado por mi parte compartirla en esta fase porque opino que es importante que todo el mundo respete la investigación del Inspector General», dijo.

Wray hizo hincapié en que personalmente no ve que haya pruebas de un dispositivo de vigilancia ilegal por parte del FBI contra miembros del equipo electoral de Trump.

Déjanos tu opinión

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here