El expresidente de la Asamblea de Nueva York, el demócrata Sheldon Silver, fue condenado a cumplir siete años de prisión, cinco menos que su primera sentencia por los mismos cargos de corrupción, pero no ha pasado ni sun solo día en prisión.

Silver enfrentó este año un segundo juicio y el viernes se le impuso su nueva condena, en la cárcel federal para el distrito sur de Nueva York, en Manhattan, pero logró que se le permita permanecer en libertad, bajo la misma fianza de 200.000 dólares que se le impuso cuando fue arrestado en enero del 2015. El exlegislador, que fue uno de los tres políticos demócratas más poderosos del estado, está libre mientras apela su segunda sentencia, señala el diario New York Post.

El exasambleísta, de 74 años, estaba acusado de haber obtenido unos cuatro millones de dólares en pagos ilegales a cambio de tomar distintas acciones oficiales para beneficiar a un investigador de cáncer de la Universidad de Columbia y a dos desarrolladores inmobiliarios en Nueva York. De acuerdo con la fiscalía, Silver escondió los ingresos haciéndolos pasar por el fruto de su trabajo a tiempo parcial como jurista. El otrora poderoso legislador, que estuvo más de dos décadas en la legislatura estatal, ya había sido condenado a doce años de cárcel tras ser hallado culpable durante el primer juicio por los mismos cargos, en 2016.

Déjanos tu opinión

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here