El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, baraja el nombre de Bill Shine, un exejecutivo de Fox News para ofrecerle el puesto de director de comunicación de la Casa Blanca, según informaron varios medios de comunicación.

Shine, de 54 años, fue despedido el pasado mayo de su cargo de copresidente de Fox News debido su mala gestión de los escándalos de acoso sexual en la cadena televisiva, que llevaron a la dimisión del fundador del canal, Roger Ailes, muy cercano a Trump. Desde su despido, Shine ha pasado tiempo con aliados del presidente en el club privado de Trump en Mar-a-Lago (Florida), y ahora es el favorito para dirigir la comunicación de la Casa Blanca, de acuerdo con The New York Times y el Washington Post.

El mandatario todavía no ha ofrecido el trabajo a Shine, pero prevé reunirse con él esta semana, según la revista Politico. Su llegada a la Casa Blanca supondría otra muestra de la influencia que tiene en Trump su canal de televisión favorito, que el presidente ve a diario y que a veces motiva algunos de sus tuits. Trump contacta a menudo a los presentadores de varios programas de Fox News, como la estrella nocturna Sean Hannity y el trío que dirige el espacio matutino, formado por Steve Doocy, Ainsley Earhardt y Brian Kilmeade.

El cargo de director de comunicación de la Casa Blanca está vacante desde finales de marzo, cuando Hope Hicks, la asesora más veterana de Trump y una de las figuras más cercanas al presidente, decidió abandonar el puesto. Trump, que con sus tuits diarios ha dejado claro que él es quien lleva las riendas de la comunicación de la Casa Blanca, no ha tenido prisa en sustituir a Hicks, y en varias ocasiones ha expresado su escepticismo respecto a ese cargo. Para el puesto habían sonado varios nombres en los últimos meses, entre ellos la actual directora de comunicaciones estratégicas, Mercedes Schlapp, que es hija de exiliados de Cuba y esposa de un poderoso activista conservador, pero el mandatario ha decidido no ofrecerle el puesto, de acuerdo con el Times.

Si aceptara el cargo, Shine sería el cuarto director de comunicación de Trump en menos de un año y medio de mandato, después de Mike Dubke, Hicks y Anthony Scaramucci, quien marcó un récord al abandonar la Casa Blanca después de solo diez días en el puesto, debido a sus polémicas declaraciones y su falta de disciplina.

Déjanos tu opinión