La expresidenta del Concejo de Nueva York, la puertorriqueña Melissa Mark-Viverito, la primera latina en ocupar ese cargo, tiene su mirada puesta ahora en el Congreso, en concreto, el asiento que ocupa el congresista José Serrano.

Serrano, que representa el sur del distrito de El Bronx, uno de los más pobres de EE.UU., anunció el pasado marzo que no buscará la reelección en el 2020 tras haber sido diagnosticado con Parkinson.

Mark Viverito ha dicho a personas cercanas a ella que planifica estar en la papeleta de la primaria demócrata que se realizará el próximo año en busca de la nominación de su partido a ese escaño, que Serrano ocupa desde que fue electo por primera vez en 1990, asegura hoy el New York Post.

Varios políticos han manifestado ya su intención de ser candidatos en esa primaria, entre ellos los concejales Rubén Díaz y Ritchie Torres y el asambleísta Michael Blake, a los que se sumaría Mark Viverito, de acuerdo con el rotativo neoyorquino.

Mark Viverito, que este año aspiró sin éxito a llenar la vacante de Defensor del Pueblo, fue concejal entre el 2006 y el 2017, tras lo cual pasó a ocupar de forma interina la presidencia del grupo político progresista Latino Victory.

Antes de convertirse en congresista, Serrano, de 75 años, fue legislador estatal en Nueva York.

Déjanos tu opinión

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here