Estimulo económico endeudará a generaciones futuras

0
351

El líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell, rechazó el martes el paquete de estímulo bipartidista Covid 19 propuesto en medio de meses de inacción del Congreso para frenar el daño económico ocasionado por la pendemia.

El senador republicano de Kentucky, que ha apoyado alrededor de $500 mil millones dólares en nuevos gastos de ayuda, dijo que quiere aprobar lo que llamó un “proyecto de ley de ayuda selectiva” este año.

McConnell dijo que habló con funcionarios de la Casa Blanca sobre lo que el presidente Donald Trump firmaría como ley. También dijo que planea ofrecer posibles soluciones a los senadores republicanos y obtener sus comentarios.

Pero el país no necesita otro proyecto de ley de estímulo, y ciertamente no necesita el absurdo proyecto de ley de $3 trillones de dólares que la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi quiere cargar en las espaldas de las generaciones futuras. Incluso este último proyecto de ley de $1 trillón que un grupo bipartidista en el Senado presentó esta semana es un fracaso.

No necesitamos un centavo más de ayuda del gobierno.

La producción estadounidense se disparó un récord de 33 por ciento en el tercer trimestre y está en camino de aumentar otro 11 por ciento en el cuarto trimestre.

El desempleo ha caído por debajo del 7 por ciento después de un máximo del 14 por ciento antes durante la pandemia. Nunca hemos tenido una recuperación más rápida de la recesión en nuestras vidas.

Lo realmente sorprendente de esto es que se está disparando sin un solo centavo de dinero del paquete de estímulo que, según nos dijeron, era esencial para la recuperación de la recesión propiciada por el coronavirus. Todavía hay millones de trabajadores que perdieron empleos y negocios que cerraron, pero gran parte de eso se debe a los bloqueos de los gobernadores en los estados gobernados por demócratas.

El proyecto de ley de 3 trillones de dólares propuesto por los demócratas durante el verano fue visto por los economistas del mundo académico y de Wall Street como una necesidad absoluta para evitar que el sistema financiero se derrumbe. El presidente Trump dijo sabiamente que no, ya que la economía se aceleró durante los meses siguientes.

El mercado de valores ha alcanzado niveles récord. Incluso la noción de “estímulo” está equivocada. La única forma en que el gobierno puede estimular mis ingresos es desestimular sus ingresos.

Los republicanos deben insistir en que cada centavo vaya a la gente en lugar de a los políticos. Para los heroicos socorristas y trabajadores de la salud, la mejor manera de ayudar sería darles un aumento salarial suspendiendo el impuesto sobre la nómina durante seis meses, pero los demócratas ya vetaron esa propuesta.

La peor manera de ayudar a alguien es la idea bipartidista de otras 18 semanas de beneficios de bonificación de $300 dólares por semana además de los pagos normales de desempleo. Esto ofrecería a aproximadamente la mitad de todos los trabajadores sin trabajo más dinero por quedarse en casa en el sofá que por volver a trabajar.

Trump se equivocaría al firmar un nuevo proyecto de ley de estímulo. Su esfuerzo para recuperar económicamente el país dejará un legado de éxito de lo que fue su tiempo en el cargo.

Déjanos tu opinión