Algo más de la mitad de los estadounidenses, un 52 %, valora como pobre o mediocre la gestión que su propio país ha hecho de la pandemia del nuevo coronavirus SARS-CoV-2, y considera mejor la respuesta de Alemania o Corea del Sur, según una encuesta publicada este jueves por el Pew Research Center.

El estudio, en el que han participado más de 10.000 personas, indica que un 21 % de los encuestados califica de pobre la gestión de la COVID-19 por parte de Estados Unidos y un 31 % la considera mediocre, frente a los que la definen esta como buena (37 %) o excelente (10 %).

Además, los encuestados dan una peor calificación a su país que a otros en un grupo de seis naciones sobre la forma en que está afrontando la crisis sanitaria, pues el 47 % afirma que se está haciendo bien o excelentemente, quedando así por detrás de Corea del Sur (66 %), Alemania (66 %) y Reino Unido (49 %).

De hecho, en el sondeo solo Italia, cuya respuesta ante el virus fue valorada como buena o excelente por el 34 % de los preguntados, y China (33 %) quedan por detrás de EE.UU.

DISPARIDAD DE OPINIONES ENTRE DEMÓCRATAS Y REPUBLICANOS

El estudio refleja una gran disparidad de opiniones sobre la gestión estadounidense de la pandemia según la ideología política, pues mientras el 73 % de los demócratas consideran pobre o mediocre la respuesta de su país frente al coronavirus, el 71 % de los republicanos la valora como buena o excelente.

Los investigadores del Pew Research Center pidieron a los encuestados que valoraran el trabajo de la Organización Mundial de la Salud (OMS) durante la pandemia, labor que el 51 % de los sondeados dice que ha sido pobre o mediocre.

Sin embargo, aquí existen también grandes diferencias según la orientación partidista, ya que el 70 % de los republicanos se muestra de acuerdo con esta afirmación, en contraposición con el 63 % de demócratas que valora el papel de la institución en la lucha contra la COVID-19 como bueno o excelente.

Esta encuesta fue realizada entre el 29 de abril y el 5 mayo, después de que el presidente, Donald Trump, ordenara congelar los fondos que EE.UU. aporta a la OMS mientras revisa el rol del organismo en lo que definió como “el grave mal manejo y encubrimiento de la expansión del coronavirus”.

LOS ESTADOUNIDENSES NO SE FÍAN DE CHINA

Donde sí hay consenso entre los estadounidenses es en el recelo que despierta la información sobre el coronavirus proporcionada por China, de la que solo el 15 % de los encuestados dice fiarse algo o mucho, frente al 84 % que declara considerarla poco fiable o completamente falaz.

Estados Unidos amaneció este jueves con la cifra de 1.551.853 casos confirmados del COVID-19 y la de 93.439 fallecidos, de acuerdo al recuento independiente de la Universidad Johns Hopkins.

La encuesta del Pew Rersearch Center tiene un margen de error del 1,4 %.

Déjanos tu opinión