En medio de la pandemia el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sigue en su lucha por demostrar que China ha robado la propiedad intelectual de algunas empresas americanas para crecer sobre los interéses nacionales.
Desde el inicio de su campaña electoral Trump señaló a China como el principal rival del país.

“Trump ha acusado a algunas corporaciones estadounidenses de contribuir a las tendencias de desindustrialización de Estados Unidos al transferir instalaciones de producción a China durante décadas, impulsando la economía del gigante de Asia Oriental.” Según la publicación de aa.com.tr

En este sentido, es importante señalar que en julio de 2018, Estados Unidos anunció aranceles del 25% en las importaciones del continente asiático. La reacción de China fue igualar los aranceles con lo cual se vieron afectados más de 500 productos americanos, entre ellos la soja, bien de mayor exportación hacia China.

En los días siguientes, los contrapunteos de aranceles siguieron su curso, Trump anunciaba un arancel y el gigante asiático respondía con otro igual. No obstante el liderazgo del presidente Trump se mantiene firme en lograr beneficios aparentes, para la economía e infraestructura americana.

Acuerdo con China

Tras largos meses de enfrentamientos que han traído consecuencias en la economías de los países involucrados y reacciones no esperadas por el presidente Trump de las empresas americanas, pareció verse la luz, con un posible acuerdo entre las dos potencias económicas más grandes del mundo.

Sin embargo, en lo que va de año Estados Unidos y China no han logrado firmar la fase uno del acuerdo, que englobaría la propiedad intelectual, los servicios financieros “y el compromiso de China de comprar hasta USD 50.000 millones en productos agrícolas estadounidenses.”

En la actualidad el acuerdo se pinta sombrío debido al Coronavirus. Nuevamente se han generado enfrentamientos entre los presidentes Donald Trump y Xi Jinping, y solo queda esperar el desenlace del virus y ver si finalmente los mandatarios logran plasmar en papel, en lo que hasta ahora solo está en el aire.

–––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––

Political Hispanic no se responsabiliza del contenido de los artículos de opinión, siendo cada autor responsable de sus propias creaciones.

Déjanos tu opinión