Por Alan M. Dershowitz

Crédito de la imagen: Foto de Hamas a través de Getty Images

En el New York Times del domingo, el tema más leído de la semana, la historia principal fue sobre un joven soldado israelí cuya bala rebotó en el suelo y mató a un joven médico palestino que había admitido ser un escudo humano y fue filmado. lanzando una bomba de humo. Al día siguiente, en la edición del lunes menos leída, el Times informó sobre el asesinato y la tortura cometidos a manos de las tropas afganas afiliadas y entrenadas por la CIA estadounidense. La pieza comienza con las tropas disparando y quemando a toda una familia, incluida una niña de tres años. La cantidad de muertes asociadas con estas unidades (que a veces se confundieron con ISIS) no se pudo verificar, pero las cuentas las ubicaron en cientos en un mes. Aparentemente, los editores del Times creen que la historia israelí, que involucra a un soldado que mató a un palestino en circunstancias cuestionables, merece una cobertura más amplia que las masacres deliberadas perpetradas por tropas afganas entrenadas por la CIA.

El sesgo del informe queda claro a partir de la introducción del artículo y persiste durante todo el informe. Estos reporteros se caracterizan constantemente como “manifestantes”, grandes grupos de palestinos que incluyen combatientes violentos de Hamas que portan armas y mapas de objetivos civiles. Los reporteros del Times describen los objetivos de los “manifestantes” como “arriesgar sus vidas para hacer un punto” o “romper la cerca y regresar a sus hogares ancestrales en lo que hoy es Israel”. El objetivo de muchos de los combatientes de Hamas era, en realidad, romper la cerca, secuestrar y matar a civiles israelíes. El informe acusa a los israelíes de usar “una política que ha cobrado la vida de casi 200 palestinos”. Sus informes sesgados dejan al lector con la impresión de que todas las personas asesinadas eran civiles, aunque muchos eran combatientes armados de Hamas. Incluso Hamas reconoce que muchos de los muertos eran combatientes combatientes.

Si bien Hamas se enorgullece en presumir abiertamente de que sus combatientes rompieron las cercas fronterizas en Gaza y se escondieron detrás de civiles para evadir a los soldados israelíes, el New York Times no hace mención de esto. Los soldados israelíes son representados como máquinas de matar sin rostro, sin una sola referencia al fuego de cometas, túneles de terror, cohetes o dispositivos explosivos transfronterizos utilizados por los palestinos, o al doble crimen de guerra de Hamas contra los civiles israelíes disparando cohetes desde detrás de civiles palestinos. . El objetivo de estas “protestas” dirigidas por Hamas era cruzar la frontera y matar o secuestrar a civiles israelíes que usaban a civiles palestinos como escudos humanos para maximizar las muertes de palestinos y así poder llorar crímenes de guerra. Podemos ver esta reproducción en el video de las FDI que The Times caracteriza como “editado tendenciosamente”. Sin embargo, no reconocen que muestra con precisión a Al-Najjar lanzando una bomba de humo y declarándose un escudo humano. Deje que el Times muestre todo el video sin editar y que sus lectores decidan si se editó correctamente.

El informe omite el trauma y las heridas sufridas por los residentes civiles israelíes que viven cerca de la cerca. Durante días, los israelíes tuvieron bombas de fuego letales, quemaron llantas y les arrojaron rocas. Estos civiles israelíes no son ocupantes ni usurpadores. Viven en Israel propiamente, no en territorio ocupado o disputado. Esta área fue construida desde cero por israelíes en tierras áridas desérticas y los israelíes tienen derecho a estar protegidos contra bombas de fuego y turbas decididas a romper la valla protectora. ¿Cómo responderían otras naciones a tales amenazas? Ciertamente, no tratando a estas turbas peligrosas como manifestantes pacíficos simplemente ejerciendo su libertad de expresión y reunión.

Como siempre lo hace, Israel investigará a fondo las circunstancias que llevaron a la muerte de al-Najjar. La gente razonable podría estar de acuerdo o en desacuerdo con el resultado de cualquier investigación de este tipo, pero Israel tiene un buen historial de castigar a los soldados que han excedido su autoridad y se han involucrado en el uso indebido de la fuerza letal. La sorprendente conclusión del Times de que el tirador pudo haber cometido un “crimen de guerra” ignora el derecho de los crímenes de guerra. Los errores razonables sobre quién es o no es un combatiente no constituyen un crimen de guerra. Además, el tribunal que tiene jurisdicción sobre los crímenes de guerra, la Corte Penal Internacional, no tiene jurisdicción para investigar actos individuales de soldados si la nación a la que pertenecen realiza investigaciones razonables, al igual que Israel. Contrasta lo que hace Israel con la forma en que los palestinos tratan a los terroristas que deliberadamente atacan y matan a niños, mujeres y otros civiles judíos. La Autoridad Palestina les paga a sus familias recompensas, en efecto recompensas, por sus actos voluntarios de asesinato. Hamas promueve y promueve a los terroristas que matan a judíos. Pero no sabrías nada de eso al leer el unicolor de Nueva York, Timesscreed.

Israel comete errores y, a veces, reacciona exageradamente en defensa propia. Pero una historia parcial en el Times solo alienta a Hamas a usar más escudos humanos para aumentar las muertes de civiles y defender los falsos casos de crímenes de guerra. Mientras el Times y otros medios continúen abordando este tema de manera parcial, podemos esperar que continúe el ciclo del comportamiento criminal de Hamas. En definitiva, es un informe sorprendentemente irresponsable.

 

Este artículo fue publicado por The Gatestone Institute el 4 de enero de 2019. Reproducido en Political Hispanic con autorización de dicha fuente. Traducido por Political Hispanic.
———————————————————–
Political Hispanic no se responsabiliza del contenido de los artículos de opinión, siendo cada autor responsable de sus propias creaciones.

Déjanos tu opinión

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here