El equipo de campaña del republicano Brian Kemp declaró hoy a este ganador de las elecciones de este martes a gobernador de Georgia, aunque su rival demócrata, Stacey Abrams, todavía no ha reconocido su derrota y ha pedido el recuento de votos. “El mensaje es claro. Esta elección se ha terminado. Los votos han sido contados y Brian Kemp es el gobernador electo”, indicó a medios locales Austin Chambers, representante de la campaña del republicano.

En su opinión, “claramente” Kemp ha sido el ganador y la demócrata no puede recuperar la ventaja del conservador en el recuento. De acuerdo con los últimos datos del último escrutinio, con el 100 % de los sufragios ya contabilizados, Kemp habría obtenido el 50,3 % de los votos (1.973.033) y Abrams el 48,7 % (1.910.152), mientras que el 0,9 % (37.086) fueron para el candidato libertario, Ted Metz.

Abrams, que aspira todavía a ser la primera mujer afroamericana en ser gobernadora en la historia de Estados Unidos, aún no ha concedido la victoria a su oponente y por el contrario ha manifestado su decisión de esperar hasta que todos los votos sean contados, debido a los ajustados resultados de la elección. La esperanza de la demócrata es ir a una segunda vuelta en estas elecciones, que se deberían celebrar el próximo 4 de diciembre en caso de que ninguno de los candidatos en la contienda alcanzaran más del 50 % de los votos emitidos, y Kemp está a unos pocos miles de sufragios de ese límite.

Ni las autoridades electorales estatales, que precisamente dependen de Kemp como secretario de Estado de Georgia, ni grandes medios nacionales, como CNN o Fox, han dado todavía un ganador en esta contienda.

Esta madrugada, el republicano aseguró a sus simpatizantes que, aunque quedaban votos por contar, disfrutaba de “muy fuerte ventaja”, pero aún así evitó declararse ganador. Poco antes, su rival había dicho que se iba a “asegurar que cada voto es contado”.

Los residentes de Georgia registraron cifras récord en las elecciones del martes, cuando cerca de 3,9 millones de votantes de los 6,4 millones registrados para votar emitieron su voto, guarismo muy elevado para una cita electoral de mitad de mandato. Esta elección estuvo plagada de acusaciones contra el candidato republicano de intentos de evitar el voto de miles de personas, y Abrams le calificó de “arquitecto de supresión” del voto.

Déjanos tu opinión

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here