El embajador de Israel ante Naciones Unidas, Danny Danon, defendió este martes la decisión del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, de impedir la entrada al país de las congresistas demócratas Ilhan Omar y Rashida Tlaib, a quienes acusó de no viajar para «aprender», sino para «provocar».

«Esas dos congresistas no querían venir y aprender, querían venir y crear una provocación, venían a incitar, y eso no lo podemos permitir», dijo Danon en una comparecencia ante los medios para denunciar dos agresiones contra israelíes ocurridas en los últimos días.

El diplomático aseguró que dicha decisión se tomó después de comprobar el itinerario que tenían previsto realizar las dos políticas y debido a la organización que las invitó la Iniciativa Palestina para el Diálogo y la Democracia Global (MIFTAH).

El pasado día 15, Netanyahu defendió su resolución argumentando que había sido tomada porque el único objetivo del viaje de las congresistas era «hacer daño a Israel».

«Como una democracia libre y vibrante, Israel está abierto a recibir críticas, con una excepción: la ley israelí prohíbe la entrada a Israel a aquellos que piden y trabajan para imponer boicots sobre Israel, al igual que hacen otras democracias que prohíben la entrada de gente que creen dañina», explicó en un comunicado.

Omar es de origen somalí y Tlaib es hija de palestinos y su abuela y otros parientes residen en Cisjordania. Ambas han cuestionado duramente a Israel e instado a empresas, artistas y universidades a boicotear al Estado judío.

El presidente Donald Trump se había mostrado en contra de la visita y había señalado que permitirla sería una «muestra de debilidad» por parte de Israel.

Déjanos tu opinión

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here