EE.UU. traslada a un preso de Guantánamo a Montenegro

0
270
Vista de la entrada al campamento V de la Base Naval de Guantánamo. EFE/Archivo

Washington, 23 jun.- El Departamento de Defensa de EE.UU. anunció la transferencia de un preso de la cárcel de la Base Naval de Guantánamo (Cuba) a Montenegro, dentro de los esfuerzos del Gobierno de Barack Obama por cerrar esa prisión.

El traslado deja en 79 el número de presos que permanecen en la cárcel para sospechosos de terrorismo, que Obama prometió cerrar durante su campaña electoral de 2008 y que está tratando de clausurar antes de abandonar el poder el próximo enero.

«Estados Unidos agradece al Gobierno de Montenegro su gesto humanitario y apoyo a los esfuerzos de EE.UU. de cerrar la cárcel de Guantánamo».

«EE.UU. se coordinó con el Gobierno montenegrino para garantizar que la transferencia se realizó con las debidas medidas de seguridad y trato humano», apuntó en Pentágono en un comunicado.

El reo transferido es el yemení Abdel Malik Ahmed Abdel Wahab Al Rahabi, cuyo encarcelamiento en el penal cubano EE.UU. ya no considera necesario al no representar «una amenaza significativa contra la seguridad de EE.UU.».

El pasado 22 de enero, el Gobierno de Montenegro, un pequeño Estado balcánico de unos 620.000 habitantes, que es candidato al ingreso en la Unión Europea y la OTAN, adelantó que había aceptado acoger a un ciudadano yemení que ha pasado varios años en Guantánamo para contribuir a su «resocialización».

El presidente de EE.UU., Barack Obama, presentó en febrero un plan para tratar de cerrar la prisión de Guantánamo mediante el traslado de entre 30 a 60 presos a territorio nacional y la liberación de otros, un objetivo que ha enfrentado el rechazo de la oposición republicana en el Congreso.

Además de la reticencia de los republicanos a juzgar a los presos en territorio estadounidense, muchos legisladores temen que los reos de Guantánamo, donde se produjeron interrogatorios con tortura y se creó un sistema fuera de las garantías legales estadounidenses, se unan a grupos radicales islámicos nada más salir de la prisión.

Pese a las trabas, la Administración de Obama ha acelerado este año el traslado de prisioneros a terceros países y en la prisión queda actualmente menos de un 10 % de los cerca de 800 presos que llegó a albergar a comienzos de la década pasada, la mayoría de ellos sin que se presentaran cargos en su contra.

Déjanos tu opinión