El Gobierno de EE.UU. anunció este martes que postergará al menos hasta el 20 de julio la reanudación de las audiencias sobre las solicitudes de asilo cuya adjudicación esperan decenas de miles de personas enviadas a México bajo el denominado Programa Protección de Migrantes (MPP).

Los departamentos de Justicia (DOJ) y de Seguridad Nacional (DHS) “mantienen su compromiso de proceder con las audiencias de MPP de manera tan expedita como sea posible”, señaló un mensaje difundido por la Oficina Ejecutiva para la Revisión de Inmigración (EOIR), encargada de regular los tribunales de inmigración.

El Gobierno del presidente Donald Trump puso en práctica desde inicios del año pasado el MPP, popularmente conocido como “Permanezcan en México”, por el cual las personas que llegan a la frontera sur de Estados Unidos y piden asilo son devueltas al país vecino, donde han de aguardar hasta que se les notifique la fecha y lugar de las audiencias que decidirán sus casos.

Grupos de derechos humanos, organizaciones religiosas y miembros del Congreso han denunciado por meses que estos solicitantes de asilo viven en condiciones precarias, en campamentos o albergues, expuestos a la violencia de grupos criminales y en condiciones sanitarias deficientes.

El Gobierno suspendió inicialmente las audiencias el 24 de marzo, cuando la pandemia de coronavirus forzó la cesación de actividades administrativas y económicas, y luego extendió la suspensión en abril y en mayo.

Los departamentos, señaló el comunicado, “han mantenido discusiones acerca de la oportunidad de reanudar las audiencias a la luz de las condiciones de emergencia sanitaria en Estados Unidos, en México y en la comunidad internacional dado que muchos países siguen impactados significativamente por COVID-19”.

Como resultado de estas discusiones los departamentos “postergan tanto las audiencias de MPP como los servicios de documentos entregados personalmente hasta el 17 de julio, incluido”, continuó. “Esto aliviará la necesidad de viajar dentro de México hasta un puerto de entrada de Estados Unidos en tanto continúen siendo graves las condiciones de pandemia en México”.

México suma al momento más de 150.000 contagios y 17.580 muertes por COVID-19, mientras que Estados Unidos, epicentro de la pandemia a nivel mundial, suma más de 2,1 millones de casos y 116.090 fallecidos, de acuerdo con el recuento independiente de la Universidad Johns Hopkins.

“Anticipamos la reanudación de audiencias a partir del 20 de julio en tanto que los indicadores de salud pública y seguridad apoyen la reanudación en ese momento”, señalaron DOJ y DHS.

Cuando el Gobierno considere que están dadas las condiciones para una reapertura segura de las funciones de las oficinas de migración las agencias “darán aviso con 15 días de anticipación con información adicional sobre el sitio” de las audiencias.

El comunicado aconsejó a los solicitantes de asilo que “continúen verificando el estatus de los casos en inglés y en español” mediante llamadas a un número telefónico o en la plataforma de EOIR en internet.

El MPP fue impugnada por la Unión de Libertades Civiles (ACLU) por considerar que “no cumple con las obligaciones adquiridas por EE.UU.” en materia de migración y asilo.

Entre esas obligaciones se halla la de no enviar personas a países donde podrían ser perseguidas, dado que en el norte de México los solicitantes de asilo pueden ser víctimas de redes de trata o secuestrados para exigir un rescate.

Más de 60.000 personas que buscaban asilo en EE.UU. han sido devueltas a México en el marco de este programa, y desde que empezó a aplicarse grupos de derechos civiles han informado de cientos de casos de asesinato, torturas, violación, secuestro, entre otros ataques, contra las personas retornadas.

Déjanos tu opinión