Más de 40 legisladores demócratas urgieron al Gobierno federal a tomar medidas para abordar la crisis de reciclaje que enfrenta el país después de que China prohibiese la importación de diversos plásticos y papeles mezclados sin clasificar.

En un comunicado remitido este jueves a los medios, el congresista por California Mark Takano llamó la atención sobre las consecuencias que sufre Estados Unidos después de que China aprobara en 2018 esta medida que impide la importación de estos materiales para su reciclaje.

En sendas misivas, Takano y un grupo de más de 40 legisladores urgieron al Departamento de Comercio (DOC) y la Agencia de Protección Ambiental (EPA) a tomar acción para evitar que las enormes cantidades de plástico que ahora debe gestionar el país terminen en los rellenos sanitarios, contaminándolos.

Los legisladores solicitaron a DOC y EPA que presenten un informe al Congreso sobre los esfuerzos actuales para abordar esta crisis, y cómo se ayudará a los consumidores y las ciudades a encontrar un camino para manejar los residuos plásticos.

«Necesitamos una solución integral que se centre en inversiones específicas en programas locales de reciclaje para mejorar la infraestructura, y que promueva nuevas tecnologías para clasificar, reutilizar, y convertir los desechos en bienes valiosos», advierte la carta enviada al Gobierno del presidente Donald Trump.

Takano recalca que durante más de tres décadas, Estados Unidos y muchos otros países, confiaron en que China aceptase la mayoría de los materiales reciclables del país, lo que hizo que la industria nacional de reciclaje se debilitara.

Un análisis de Unearthed, el brazo investigador de Greenpeace, encontró que en el 2017 Estados Unidos había mandado más del 70 % de su desecho plástico a China y Hong Kong.

China estaba aceptando casi dos tercios de todos los residuos plásticos que se producen en el mundo, situación que cambió en el 2018, y en la actualidad el país asiático solo recibe el 1 %.

«Estados Unidos tiene la oportunidad de crear una industria de reciclaje competitiva y rentable para el país», recalca Takano.

El llamado de los legisladores se da dos semanas después de que Trump diera un discurso destinado a reivindicar el presunto «liderazgo» internacional del país en la protección del medioambiente.

«Desde el principio, he dado instrucciones claras a mi equipo (..). Queremos el aire más limpio, queremos agua cristalina. Y eso es lo que estamos haciendo», dijo Trump en el discurso.

Déjanos tu opinión

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here