La cooperativa de crédito Suncoast Credit Union, la más grande de Florida, con 10.000 millones de dólares en activos, desembarcará en 2020 en el sur del estado de la mano del banco Apollo, con el que comparte una “cultura” de compromiso con la comunidad, según directivos de ambas entidades.

Suncoast Credit Union y Apollo Bank han anunciado la adquisición del segundo por el primero, una operación que se espera que esté concluida para el segundo trimestre de 2020, una vez recibida la autorización de los reguladores.

Según el anuncio, que no da cifras de la operación, se trata de la adquisición de un banco por parte de una cooperativa de crédito más grande de la historia de Estados Unidos.

A través de la compra del Apollo Bank, con 746 millones en activos y cinco sucursales en el condado de Miami-Dade, la cooperativa de crédito fundada en 1934, que hoy cuenta con más de 866.000 miembros y 69 sucursales repartidas por la costa oeste de Florida, pondrá el pie en una zona donde se concentra una población de unos 6 millones de personas, con una gran proporción de hispanos.

Adicionalmente, Suncoast, con sede en Tampa, ha pedido al regulador permiso para abrir 18 nuevas sucursales en los condados Miami-Dade, Broward y Palm Beach, los tres situados en la costa sureste de Florida.

Manny López, de la junta directiva de Suncoast, dijo a Efe que la gente “se va a dar cuenta” de los beneficios de una entidad que presta los mismos servicios que un banco “y posiblemente a menor costo”.

La diferencia ente un banco y una cooperativa de crédito es que la segunda no tiene ánimo de lucro y cualquier beneficio que obtenga revierte a la comunidad de sus miembros, lo que se refleja, de acuerdo con López, en tasas más altas de interés para los ahorros y más bajas para los préstamos, además de más dinero y más ayuda para proyectos que beneficien a la comunidad.

Carlos Modia, director financiero del Apollo Bank, un banco fundado hace una década, en plena crisis económica, por Eddy Arriola a partir de una entidad más pequeña, señaló a Efe que el acuerdo de adquisición establece que se mantienen todos los trabajadores, que son aproximadamente un centenar, así como la junta directiva.

Bajo la marca Suncoast Credit Union, dijo Modia, “vamos a seguir prestando el mismo servicio personalizado”, pero con más recursos y con cambios en la política de préstamos y otros aspectos, además de soluciones tecnológicas más avanzadas para el cliente.

El Apollo Bank, que cuenta con 6.000 cuentas bancarias y empezó con activos de 150 millones de dólares que hoy superan los 750, está enfocado a pequeños y medianos negocios, y a sus dueños y empleados, y su cartera de créditos tiene que ver fundamentalmente con negocios inmobiliarios y construcción y renovación de hoteles y centros comerciales, según Modia.

Preguntado por Efe, el director financiero dijo que no tienen “miedo” de que sus actuales clientes cambien de banco una vez que la adquisición se concrete, pues ambas entidades tienen “culturas parecidas” basadas en dar un buen servicio a sus clientes, invertir en sus empleados y en las comunidades.

López ahondó en este punto al subrayar que Apollo Bank tiene una cartera enfocada en negocios y “Suncoast trae el otro lado, el servicio a los individuos”.

Una de las metas de Suncoast es proveer los servicios de la cooperativa a comunidades y grupos de personas que no tengan acceso a servicios financieros de bajos coste, subrayó.
En Miami operan actualmente once cooperativas de crédito, aunque la mayor de ellas tiene poco más de 1.000 millones en acciones frente a los 10.000 de Suncoast.

Déjanos tu opinión

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here