El estado de Connecticut decidió este jueves retrasar sus primarias por el coronavirus, posponiendo las votaciones del 28 de abril al 2 de junio.

La fecha es la misma elegida por los estados de Maryland y Ohio, que también han decidido retrasar sus primarias ante la crisis del COVID-19.

“En coordinación con otros estados y nuestro secretario de Estado, y en un esfuerzo para llevar a cabo la democracia mientras mantenemos la salud pública como prioridad, he decidido mover nuestras primarias presidenciales al 2 de junio”, informó el gobernador de Connecticut, Ned Lamont.

La fecha es a priori una de las más tardías disponibles, pues el Partido Demócrata tiene fijado el 9 de junio como el límite para celebrar votaciones para elegir su candidato a las elecciones del próximo mes de noviembre.

Sin embargo, dos estados -Kentucky y Luisiana- han optado por retrasar sus comicios más allá y no irán a las urnas hasta finales de junio.

Nueva York está discutiendo también la posibilidad de retrasar sus primarias, previstas igualmente para el 28 de abril, aunque por ahora no se ha anunciado ninguna decisión.

La vecina Nueva Jersey, mientras, ya tenía previsto votar originalmente el 2 de junio.
La pandemia ha obligado a varios estados a cambiar de planes, aunque tres -Arizona, Florida e Illinois- aún acudieron a votar el pasado martes, tal y como estaba planeado.

Los resultados de esos tres estados permitieron al exvicepresidente de Estados Unidos Joe Biden ampliar su ventaja sobre su rival, el senador Bernie Sanders, y acercarse algo más al número de delegados necesarios para asegurar la nominación.

Déjanos tu opinión

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here